Artricenter: ¿Conoces que es la malanga?

Artricenter: ¿Conoces que es la malanga?

La malanga o taro es uno de los alimentos menos conocidos. La raíz de taro, también conocida como malanga, es un tubérculo comestible nativo de las regiones tropicales; muy popular en la cocina caribeña, polinesia y africana. Se cree que surgió en el sur de Asia Central, existiendo ocho variedades.

Muchas nutricionistas opinan que este tubérculo tiene un mejor perfil nutricional que el arroz y las papas, por lo que es ideal para reemplazar otros productos. En general existen 2 tipos de malangas, la blanca y la amarilla, ambas comestibles.

Características nutricionales:

– Baja en grasa, por lo que puede ser adecuado para dietas bajas en grasa

No es una buena fuente de proteínas, por su mínimo contenido.

– Contiene cantidades importantes de fibra dietética.

Contiene mucho carbohidrato por lo que su consumo en exceso puede causar un aumento del peso de corto a mediano plazo. Se debe consumir con mucha moderación y de acuerdo a las necesidades reales.

– Contiene vitamina A, C, E, vitamina B6 y ácido fólico, magnesio, hierro, zinc, fósforo, potasio, manganeso y cobre.

Beneficios de incluir la malanga en nuestro menú:

– Promueve una buena salud digestiva: Por su alto nivel de fibra dietética aumenta el volumen de las heces y promueve las evacuaciones intestinales regulares, previniendo el exceso de gases, la hinchazón, los calambres estomacales, el estreñimiento e incluso la diarrea. También es un alimento excelente para personas que padecen de gastritis y úlcera estomacal.

Ayuda a prevenir el cáncer: Los altos niveles de vitamina A, C y otros antioxidantes fenólicos que se encuentran en este tubérculo estimulan al sistema inmunológico y combaten la acción de los radicales libres en el organismo.

– Ayuda a prevenir y controlar la diabetes.

– Favorece la salud del corazón: Contiene un nivel significativo de potasio, por lo que alivia el estrés, la presión en los vasos sanguíneos y arterias.

Promueve la salud ocular: Por los betacarotenos y la criptoxantina que contiene, mejora la visión y evita la degeneración macular o cataratas.

Ayuda a proteger la piel: Por su contenido en vitamina E y A.

Estimula el sistema inmunológico: Su aporte de vitamina C fortalece el sistema inmunológico.

Combate la anemia: El hierro y el cobre que contiene son minerales esenciales para la producción de los glóbulos rojos.

 ¿Cómo consumirla?

El taro no se puede comer crudo, siempre debe cocinarse.

Hervida en trozos o en forma de puré, pero también se puede hornear en rebanadas gruesas.

Son muy utilizados en la elaboración de sopas, guisos, asados, puré, dulces, panes y galletas.

Conservación:

Deben mantenerse en un lugar oscuro y fresco, con buena ventilación. En estas condiciones puede durar hasta 2 semanas. No se recomienda guardarla en bolsas de plástico ni en el refrigerador.

Mejoramos sin dañar

Página oficial: https://www.artricenter.com.mx/

Youtube: https://www.youtube.com/c/ArtricenterMéxico

Facebook: https://www.facebook.com/Artricenter/

Twitter: https://twitter.com/Artricenter

Artricenter: Algunos consejos para los pacientes con espondiloartritis

Artricenter-Algunos consejos para los pacientes con espondiloartritis

Las espondiloartritis son una familia heterogénea de enfermedades consideradas como crónicas, de larga evolución y de naturaleza inflamatoria, entre las que se encuentran la espondiloartritis axial y la artritis psoriásica, así como las artritis relacionadas con la enfermedad inflamatoria del intestino y las artritis reactivas a infecciones. Estas enfermedades cursan con dolor e inflamación fundamentalmente en la columna vertebral, articulaciones y tendones. Es muy importante mantener informado al paciente sobre la enfermedad de una manera adecuada lo cual proporcionará un mejor pronóstico y como consecuencia una mejor calidad de vida.

Algunos consejos para mejorar el estilo de vida de los pacientes con espondiloartritis:

1- NO FUMAR: El consumo del tabaco se asocia a que la enfermedad esté más activa, exista mayor daño estructural a nivel de la columna y peor estado de salud, así como a la respuesta y adherencia a las terapias. Aunque al principio le resulte difícil, el abandono del hábito tabáquico contribuirá a que mejore su enfermedad.

2- HACER EJERCICIO: Este debe adaptarse a las condiciones de cada paciente. El ejercicio más recomendable es la natación ya sea estilo libre o de espalda.

 Los beneficios de realizar una actividad física son los siguientes:

1 – Disminución de la inflamación.

2- Mejoría de la función física. Aumenta la capacidad de realizar tareas que requieren esfuerzo físico.

3- Los ejercicios mejoran la capacidad de la caja torácica de expandirse y la cantidad de aire que es posible introducir en los pulmones.

4- Mejoran la movilidad y flexibilidad vertebral. Disminuye la sensación de rigidez

5- Mejoran el estado de ánimo, la ansiedad y aumentan la sensación de bienestar.

6- Disminuyen el dolor.

7- Mejoran la forma física.

8- Mejoran la calidad de vida.

9- Disminuyen la fatiga.

10- Mejoran el sueño y el descanso nocturno.

3- CUIDAR LA ALIMENTACIÓN: Evitar la obesidad, tener una alimentación equilibrada y evitar el consumo de alcohol, son indispensable ya que estas bebidas limitan el uso de los medicamentos que pueden afectar al hígado.

4- ESTABLECER UNA BUENA COMUNICACIÓN CON EL REUMATÓLOGO: Cada paciente es distinto y sus hábitos de vida también lo son, por ello es importante que hable con su reumatólogo, le exponga sus dudas y tomen decisiones conjuntas, de manera que los profesionales puedan dar a cada paciente una atención y tratamiento específico.

5- INFORMARSE SOBRE LA ENFERMEDAD: El paciente debe estar informado sobre su enfermedad y su tratamiento para tomar decisiones consensuadas junto a su médico.

6- CUMPLIR CON EL TRATAMIENTO INDICADO: Acudir a las citas con el reumatólogo y realizarse los análisis y las pruebas médicas que le indiquen. Así como, no abandonar ni alterar la medicación pautada por el médico sin que éste lo diga. Mantener la enfermedad controlada es fundamental para que no dé lugar a enfermedades asociadas, como problemas cardiovasculares o diabetes, lo cual pudieran agravar la calidad de vida del paciente.

7- MANTENER UNA HIGIENE ADECUADA DE LA BOCA: Es conveniente acudir a revisiones odontológicas y mantener una higiene dental adecuada, porque se ha observado que las personas que tienen inflamaciones de las encías y dientes (periodontitis) tienen más probabilidad de padecer otras enfermedades inflamatorias.

8- CUIDAR LAS RELACIONES SOCIALES: Tener la mente ocupada, una actitud positiva y hacer planes, mejorará su estado de ánimo. Sus amigos y familiares pueden ayudarle con apoyo emocional, comprendiendo y aceptando sus limitaciones y prestándole ayuda física, para ello es importante que hable con ellos sobre su enfermedad. Asimismo, puede resultarle útil pertenecer a alguna asociación de pacientes, en las que encontrará personas que conviven con su misma enfermedad y le podrán dar apoyo con algunas dudas o necesidades que le puedan surgir.

9- EVITAR EL ESTRÉS: Es importante descansar correctamente y dormir las horas suficientes, puesto que el descanso nocturno resulta fundamental para encontrarse física y mentalmente bien. 10- ESTAR ATENTO A LA APARICIÓN DE DOLORES ABDOMINALES: Las espondiloartritis se encuentran asociadas a otras enfermedades inflamatorias, como la inflamatoria intestinal (enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa). Por eso, ante síntomas como dolores abdominales frecuentes, diarrea o pérdida de peso injustificada, se debe consultar con el reumatólogo porque es posible que tenga una de estas enfermedades y necesite derivarlo a un especialista del aparato digestivo.

Mejoramos sin dañar

Página oficial: https://www.artricenter.com.mx/

Youtube: https://www.youtube.com/c/ArtricenterMéxico

Facebook: https://www.facebook.com/Artricenter/

Twitter: https://twitter.com/Artricenter

Artricenter: ¿Qué ejercicios debe hacer una paciente con espondiloartritis?

El deporte es un gran aliado de los pacientes con espondiloartritis, ayuda a fortalecer la espalda, evita la rigidez y que avance la pérdida de la movilidad articular. El tipo de ejercicio dependerá de la situación concreta de cada paciente y de la gravedad o fase de la enfermedad. En la fase inicial de la enfermedad suele ser suficiente realizar un programa de entrenamiento aeróbico con las mismas características de los programas recomendados para la población general adulta, en la fase intermedia: además del ejercicio aeróbico, se recomiendan ejercicios específicos para la espondilitis, sobre todo ejercicios de fortalecimiento y, a veces, algunos estiramientos,  en fases avanzadas, además del ejercicio aeróbico hay que añadir ejercicios de fortalecimiento de los grandes grupos musculares pero evitando los estiramientos, sobre todo si son forzados, ya que pueden ser contraproducentes. Resulta esencial la práctica de ejercicios continuados para poder garantizar una mejor calidad de vida.

Consejos generales para los ejercicios:

1- Comienza poco a poco, sino está acostumbrado a hacer deporte, es necesario que vaya incluyendo más ejercicios o alargando las sesiones progresivamente.

2- No trate de abarcar todos los ejercicios en una sola sesión, debe distribuirlos a lo largo de la semana sin necesidad de ejercitar todas las zonas el mismo día.

3- El ejercicio debe ser suave y es recomendable practicarlos a diario, pero si al comenzar el ejercicio estás muy cansado o le causa dolor y rigidez, es preferible que lo aplaces para otro momento. Darse un baño con agua caliente ayudará a aliviar estos síntomas antes de iniciar el ejercicio.

4- Si está en un brote agudo de su enfermedad, es recomendable esperar a que este desaparezca para volver a practicar ejercicio, pues lo pudiera empeorar.

5- Hacer ejercicios respiratorios a diario le ayudará a expandir el tórax y mejorar su capacidad pulmonar, previniendo las complicaciones pulmonares secundarias al encamamiento y a la enfermedad. Dentro de esta ocupa un lugar importante la educación ventilatoria básica mediante la ventilación dirigida que pretende corregir los movimientos respiratorios paradójicos y hacer más eficaz la respiración del paciente.

6- Antes de empezar el ejercicio, es necesario calentar entre 5 y 15 minutos con movimientos suaves de las extremidades o simplemente caminando. Así preparará su cuerpo para la actividad posterior.

7- Durante la sesión, es necesario garantizar una hidratación adecuada, por lo que no debe olvidar preparar su botella de agua.

8- Al terminar la sesión necesitará que la frecuencia cardiaca y respiratoria se normalicen. Deberás reservar unos minutos para el enfriamiento y volver a la normalidad.

9- Los ejercicios no deben provocar un dolor que persista más de dos horas después de haber terminado la sesión, de ser así, deberá bajar la intensidad o el número de repeticiones de cada ejercicio.

 Ejercicios aeróbicos:

•   Lo más recomendable es una actividad que permita la extensión de la espalda y que mantenga la movilidad en los hombros y las caderas, lo cual favorecerá una buena postura.

•   Ejercicios como caminar, pedalear en bicicleta estática, nadar y los ejercicios dentro del agua, van dirigidos a mejorar la forma física general. El más recomendable es la natación ya sea estilo libre o espalda.

• La bicicleta es beneficiosa, siempre que el enfermo tenga una posición correcta, evitando la postura que facilite el desarrollo de la cifosis. Si se utilizara como medio de transportación y el abuso de su uso pudiera desencadenar un cuadro agudo con incremento del dolor y la limitación. El uso de la bicicleta con fines deportivos o de transporte no es recomendable en estos pacientes, por el riesgo de poder ocasionar un accidente, recordando que padecen precozmente de osteoporosis.

•   Deben realizarse, durante al menos 30 minutos, todos o la mayor parte de los días de la semana y con una intensidad moderada. Es decir, de modo que resulte posible hablar cómodamente, sin sentir fatiga, mientras se practica el ejercicio.

•   Al caminar deben darse pasos largos para extender bien las caderas.

•   El calzado será de suela flexible, antideslizante y con capacidad para amortiguar el impacto al caminar.

•   No son recomendables, sobre todo en las fases avanzadas de la enfermedad, los deportes de contacto físico con alto impacto o violentos con riesgo de caídas.

Los ejercicios de fortalecimiento progresivo:

•   Son importantes para mantener la flexibilidad y la funcionalidad de la columna.

•   Deben dirigirse sobre todo a los músculos que extienden la espalda, así como a los abdominales, glúteos y cuádriceps.

• Ejercicios respiratorios al realizar el ejercicio, tomando aire antes de empezar y exhalándolo mientras se ejecuta, y descansar suficientemente entre las series (un par de minutos), para evitar la fatiga.

Los ejercicios de estiramiento:

•   Son beneficiosos, en los pacientes que los necesitan, para mantener o mejorar la movilidad articular cuando está limitada.

•   Deben hacerse tres repeticiones de cada ejercicio manteniendo la posición alcanzada unos 30 segundos.

En aquellos pacientes con espondilitis anquilosante, en los que existe una mayor rigidez y limitación de la movilidad de la columna, la rehabilitación con ejercicios físicos orientados a fortalecer la espalda, evitar la rigidez y mejorar la pérdida de movilidad, constituye un pilar muy importante de tratamiento junto con las terapias farmacológicas.

En las personas más discapacitadas, también es conveniente movilizar todas las articulaciones al menos una o dos veces al día, con movimientos suaves. El paciente puede sentarse en una silla, moviendo en círculo o hacia atrás y delante los brazos, piernas y cuello, para mantener flexibles las articulaciones y evitar la atrofia muscular. El éxito de los tratamientos en estas enfermedades es su integralidad, ósea la combinación de los tratamientos farmacológicos con los no farmacológicos dentro de los cuales se encuentran los rehabilitatorios, por lo que es elemental el cumplimiento de los ejercicios físicos en estos pacientes.

Mejoramos sin dañar

Página oficial: https://www.artricenter.com.mx/

Youtube: https://www.youtube.com/c/ArtricenterMéxico

Facebook: https://www.facebook.com/Artricenter/

Twitter: https://twitter.com/Artricenter

Artricenter: ¿Las espondiloartritis pueden incapacitar laboralmente?

Artricenter: ¿Las espondiloartritis pueden incapacitar laboralmente?

Las espondiloartritis son enfermedades crónicas, de larga evolución y de naturaleza inflamatoria. Este término de espondiloartritis procede de la palabra griega “Spondylos” = vértebra, “arthron” = articulación y “itis” = inflamación. Las espondiloartritis son un conjunto de enfermedades reumáticas que afectan el esqueleto, fundamentalmente la columna vertebral y las articulaciones sacroilíacas, aunque también pueden afectar otras articulaciones más alejadas de la columna como las caderas, rodillas y tobillos que son llamadas articulaciones periféricas; e incluso, en algunos pacientes se produce afectación de otros órganos o sistemas como la piel, aparato digestivo, aparato urinario, ojos y sistema cardiovascular.

El diagnóstico precoz es de vital importancia; es decir, se debe realizar el diagnóstico de la enfermedad lo antes posible desde la aparición de los primeros síntomas y con un tratamiento adecuado se evita que la enfermedad progrese a lo largo de los años. El perfil del paciente con espondiloartritis corresponde a un joven, habitualmente menor de 45 años, masculino, que es la edad de plenitud laboral, por lo que este grupo de enfermedades suelen ser incapacitantes.

La mayor parte de las personas con espondiloartritis y afectación de la columna, pueden realizar sus actividades laborales de una manera normal, eficaz y productiva. Es aconsejable, en algunos casos en fases de mayor actividad de la enfermedad con presencia de dolor persistente y que dificulte el descanso nocturno, un período de baja laboral pero en otros casos esta enfermedad limita las actividades cotidianas como hacer deporte, limpiar o incluso trabajar, lo que genera pérdidas en la productividad laboral. Estudios en España han determinado un costo de casi 4.000 euros por enfermo anual, que sumado a los costes sanitarios, se eleva a 11.000 euros al año por cada paciente.

La mayoría de las personas pueden continuar una vida productiva y un horario de trabajo activo, ya sea que trabaje dentro o fuera de la casa.

Las siguientes sugerencias le pueden servir para mejorar su calidad de vida y el pronóstico de su enfermedad:

-Los trabajos ideales para las personas afectas son aquellos que permiten una amplia variedad de movimientos (andar, sentarse, estar de pie) sin realizar actividades de sobrecarga.

– Si su actividad consiste en actividades sedentarias, como trabajos de oficina o administrativos, es conveniente levantarse y pasear cada cierto tiempo.

– No se siente con el cuerpo inclinado hacia delante sin apoyo lumbar.

– Evite en lo posible sentarse en sillones o sillas muy bajos y en todo caso, ayúdese de las manos para incorporarse.

– Si ha de llevar peso, manténgalo lo más cerca del cuerpo posible. Si ha de arrastrar un objeto (ejemplo: un carrito de la compra), empuje en dirección frontal, no hale del mismo.

– Para conducir durante largos períodos es recomendable que se realicen paradas cada cierto tiempo para realizar ejercicios de estiramiento de piernas, brazos y columna.

– No son recomendables trabajos de carga y descarga, que sometan a un sobreesfuerzo mecánico intenso a las distintas estructuras de la columna vertebral.

– Evite levantar objetos pesados, encorvarse y permanecer en posiciones flexionadas, apretadas o estrechas.

– De ser posible, ajuste la altura de su área de trabajo para que evite el encorvarse o doblarse.

– Cambie frecuentemente de posición y muévase al menos cada hora. Algunas personas encuentran beneficioso alternar entre pararse y sentarse.

– Use una almohadilla si tiene dolor al sentarse.

– Distribuya sus actividades durante el día para que le permita funcionar tanto como le sea posible.

– Si su trabajo actual le obliga a encorvarse o le causa tensión excesiva en la espalda, debería considerar un cambio de empleo.

Si por su trabajo necesita conducir, ajuste la distancia entre el asiento y el volante, para que con la espalda apoyada, los brazos queden suficientemente relajados con los codos en ligera flexión y las rodillas algo más altas que las caderas.

– Si tiene limitación para extender la columna cervical, puede tener dificultad en la marcha atrás o retroceso y estacionarse. Utilice espejos retrovisores amplios o añada los que sean precisos. No conduzca largas distancias sin parar y salga del coche para estirar los músculos de la espalda.

Mejoramos sin dañar

Página oficial: https://www.artricenter.com.mx/

Youtube: https://www.youtube.com/c/ArtricenterMéxico

Facebook: https://www.facebook.com/Artricenter/

Twitter: https://twitter.com/Artricenter

Artricenter : Consejos para un paciente reumático cuando desea ir de vacaciones.

Artricenter : Consejos para un paciente reumático cuando desea ir de vacaciones.

Todos necesitamos en un momento determinado dejar el estrés cotidiano y lograr relajarnos, por ellos conocer nuevos sitios donde disfrutar un descanso merecido con familiares o amigos es importante en determinado momento del año. Para un enfermo reumático, el viaje, puede representar una gran incomodidad y estrés. No obstante, siguiendo algunas sencillas normas, estos pacientes pueden disfrutar de viajes y vacaciones, de la misma forma que aquellos que no tienen dichas enfermedades:

1- El reumatismo no impide viajar: Cualquier persona con un problema reumático puede sentirse atemorizado ante la perspectiva de un viaje, con todos los inconvenientes que representa como llevar maletas, caminar mucho tiempo, utilizar transportes incómodos que son aspectos nada fáciles y pueden retraernos de viajar. Sin embargo, con un mínimo de organización, la enfermedad reumática no ha de ser un impedimento para disfrutar de unas vacaciones necesarias.

2- Sea realista: Tenga en cuenta sus limitaciones, lleve su propio ritmo; no tiene por qué cumplir la programación de actividades de las agencias o de los hoteles, que están pensadas para personas que no tienen enfermedades, prográmese sus actividades adecuándolas a sus capacidades.

3- Tenga programados todos los detalles: Planifique su viaje al máximo posible. No deje las cosas a la improvisación. Cualquier dificultad supondrá para usted un sobresfuerzo y un gasto de energía. Haga las reservas en hoteles y compañías de viaje, y tenga todos los billetes que necesite, con varias semanas de antelación. Si va a viajar en coche, no programe hacer cada día un número excesivo de kilómetros; es mejor, repartir el total del viaje en etapas más cortas. Después del viaje haga un día completo de descanso.

4- Explique su enfermedad en la compañía o en la agencia de viajes: Esto puede permitirle conseguir los asientos más espaciosos, como los de la salida de emergencia en el avión. En el aeropuerto acuda al mostrador de la compañía a fin de conseguir servicios especiales, como una silla de ruedas o un vehículo de transporte. Contrate hoteles que tengan habitaciones y servicios especiales, si tiene una incapacidad severa o necesita silla de ruedas.

5-Procure conseguir viajes directos: Evite los traslados excesivos, con conexiones apretadas o esperas muy prolongadas. Evite también los días y las horas “punta”. Todo ello son factores que pueden incrementar su grado de fatiga. Si viaja en coche, haga paradas con frecuencia para descansar.

6.-Lleve en un bolso de mano todas las cosas fundamentales: Junto con sus documentos y billetes de viaje, ponga también sus medicamentos, algún alimento ligero como fruta o yogurt que puede necesitar para tomar la medicación, y una pequeña almohada o collarete cervical para poder descansar mejor durante el viaje. Lleve medicamentos suficientes y nunca lo exacto, pues si sufre cualquier agravación necesitaría dosis extras y de ser posible repártalas entre el equipaje de mano y el documentado. Tenga consigo un informe actualizado sobre su enfermedad y su tratamiento, por si tiene que acudir a otro médico. Lleve su cartilla de Salud. Si viaja al extranjero, obtenga un seguro que cubra razonablemente las emergencias que pueda necesitar.

7- Cuide de la conservación adecuada de sus medicamentos informándose al respecto. Algunos medicamentos necesitan medidas especiales para su conservación y transporte como por ejemplo: el metotrexato y los fármacos biológicos en presentación subcutánea deben mantenerse por debajo de los 25 grados.

8– Cumplir correctamente con su tratamiento durante sus vacaciones al igual que en el resto del año.

9-No consumir bebidas alcohólicas por el solo hecho de estar de vacaciones, recordar que se usan muchos medicamentos hepatotóxicos.

10- Si tienensíndrome de Sjögren es importante incentivar la hidratación ocular habitual, evitar en la medida de lo posible aires acondicionados potentes, y usar gafas de gran cobertura facial y con buena calidad de las lentes

11- No transporte un equipaje excesivo: Procure utilizar maletas con ruedas que son más fáciles de mover. Dentro de su maleta, organice el espacio cuidadosamente.

12Haga los ejercicios que le han recomendado para   la enfermedad, antes del viaje y durante las paradas. Ello le evitará la rigidez y el dolor que puede causarle la inmovilidad. Si un viaje en avión o en trenes largo, es conveniente levantarse cada hora y caminar durante 5 minutos. En los viajes en autobús, flexione y estire sus articulaciones, y asegúrese de que se hacen las suficientes pausas.

13Lleve vestidos amplios y calzado cómodo: Esto facilitará un movimiento más fácil y suave de sus articulaciones. El zapato ha de ser ancho, con una pequeña cuña en el talón. No son aconsejables ni los tacones elevados, ni los zapatos planos.

14-Vacunación para viajes exóticos. En caso de viajar a zonas que requieran vacunación previa es necesario avisar con antelación al reumatólogo de referencia, pues en el caso de que tome inmunosupresores hay vacunas que están prohibidas. Incluso hay países en los que es preciso un documento especial que lo explique.

15- Hay algunos medicamentos como el metotrexato o la salazopyrina que producen fotosensibilidad, es decir, pueden aparecer erupciones cutáneas por la exposición solar, por lo que se recomienda usar lociones solares de factor total 30 minutos antes de salir a la calle, renovarlas cada pocas horas y evitar el contacto directo de la luz solar.

16- Consulte con su médico previamente. Infórmese si su enfermedad reumática y si tiene alguna limitación, pídale a su reumatólogo un certificado especificando el diagnóstico y la prescripción de la medicación (incluyendo nombre genérico de la droga) con las dosis necesarias para presentar ante las autoridades que corresponda.

Mejoramos sin dañar

Página oficial: https://www.artricenter.com.mx/

Youtube: https://www.youtube.com/c/ArtricenterMéxico

Facebook: https://www.facebook.com/Artricenter/

Twitter: https://twitter.com/Artricenter