11 cosas que debes hacer para vivir bien con artritis reumatoide

Cuando se padece de artritis reumatoide, cada día es una lucha constante, el dolor y limitaciones pueden hacer que nos sintamos deprimidos y sin ganas de hacer nada. A pesar tener que lidiar todos los días con la enfermedad, siempre tenemos la opción de buscar alternativas para sentirnos mejor.

A continuación te presentamos 11 acciones que puedes realizar en tu vida diaria y que te ayudarán a sobrellevar tu enfermedad con una actitud positiva, adaptándote a todos los cambios que implica esta enfermedad.

1.    Infórmate   

Es fundamental que conozcas y comprendas la condición de tu salud, así como de todas las opciones que existen para tratarla; conoce los síntomas, opciones de tratamiento, terapias alternativas, formas de mejorar el dolor, cómo influye la dieta y el ejercicio, etcétera.

2.    Toma un tratamiento

Sométete a un tratamiento médico que se centre en controlar los efectos negativos de tu enfermedad (dolor, inflamación, rigidez, etcétera) y en detener el proceso degenerativo de la misma. Es fundamental que desde que seas diagnosticado, te asesores para encontrar la mejor opción para ti. Sin un tratamiento farmacológico, la enfermedad empeorará con el tiempo.

3.    Complementa tu tratamiento farmacológico con uno no farmacológico

Es fundamental tener un tratamiento farmacológico, sin embargo, es muy importante que  lo complementes con otras actividades que beneficien tu progreso.  Existen opciones como la meditación, que a través de la relajación te permite liberar la tensión y el estrés ocasionados por tu enfermedad. También hay otras alternativas como la electroterapia, que te ayuda a disminuir los niveles de dolor sin efectos secundarios. Hay un mar de opciones, sólo es cuestión de empezar a buscar.

4.    Encuentra un grupo de apoyo

Allá afuera hay mucha gente que padece la misma enfermedad que tú y por lo tanto te entienden en absoluto. El Internet te da la oportunidad de que, sin salir de tu casa, puedas comunicarte con estas personas. En un grupo de apoyo puedes intercambiar consejos, sentimientos, conocimientos y experiencias comunes. Esto ayuda a no sentirte solo y aprender cada día más sobre tu enfermedad.

5.    Mantente motivado

Es esencial que te mantengas motivado para enfocarte en la atención de tu enfermedad. La motivación es ese impulso que te hará realizar acciones que te van a hacer sentir mejor. Algunas cosas que puedes hacer: trata de centrarte en lo que puedes hacer y no en lo que no puedes hacer, permanece activo, aleja la tristeza y evita sentimientos de desesperanza. Quítate todo lo negativo de la cabeza, eso no te va a servir de nada, sino todo lo contrario.

6.    Sigue haciendo tus actividades a un ritmo diferente

El dolor articular nos limita, pero no nos limita del todo. A pesar de vivir con artritis y dolor crónico sigues siendo muy capaz de hacer muchas cosas; enfócate en esas habilidades que aún tienes. Quizás no podrás hacer todo de la manera en que lo hacías antes, aquí lo importante es que encuentres tu propio ritmo para hacer esas cosas que te son placenteras y tus actividades cotidianas (trabajar, ir de compras, viajar). Recuerda que la vida todavía puede ser agradable, sólo que a un ritmo diferente.

7.    Comunica tu sentir a la gente que te rodea

Vivir con artritis puede tener un profundo efecto en la vida cotidiana. Las actividades que una vez fueron sencillas, ahora pueden ser muy difíciles; en este sentido la artritis no sólo te afecta a ti, sino a la gente que te rodea (familia, amigos, compañeros de trabajo). Debes aprender a comunicar tus necesidades y sentimientos a estas personas, para que ellos entiendan la situación y se adapten a ella, sin haber malos entendidos  de por medio.

8.    Haz ejercicio Hacer ejercicio es fundamental para mejorar los síntomas de la artritis reumatoide, porque fortalece los músculos, mejora la movilidad, controla el dolor y la inflamación de las articulaciones y reduce los niveles de tensión y estrés. Debes asesorarte con un experto para que te realice un programa de ejercicios hecho a tu medida, de acuerdo a tu condición.

9.    Cuida tu alimentación Cualquier persona que desee mejorar su salud debe preocuparse, en primer lugar, por cuidar lo que come. En la artritis reumatoide existen alimentos que te ayudan a sentirte mejor y hay otros que te hacen sentir peor. De manera general, debes procurar llevar una dieta saludable, con preferencia en alimentos vegetales naturales y evitando la comida chatarra. Asesórate con un experto sobre los alimentos que debes consumir y los que debes evitar.

10. Aprende a controlar el estrés

La respuesta al estrés es tanto física como emocional, pone en tensión al cuerpo y a la mente. A las personas con artritis les afecta aún más, pues experimentan más dolor y fatiga de lo acostumbrado; por esta razón es indispensable aprender a controlarlo.

11. Concéntrate en mejorar tu calidad de vida

En el momento que fuiste diagnosticado con artritis reumatoide cambió por completo tu vida, es cierto, sin embargo, tú puedes elegir si quieres vivir centrándote en los aspectos negativos o si en cambio prefieres concentrarte en los aspectos positivos (todo lo que tienes y todas las cosas que aún puedes hacer). Utiliza todas tus fuerzas en mejorar tu vida y sigue buscando opciones para mejorar los síntomas de tu enfermedad. Seguir estos 11 puntos no estaría nada mal ¿no lo crees?

¿Y tú qué más haces para sobrellevar la artritis?

 

También te puede interesar…

¿Qué es la Artritis Reumatoide?

Los beneficios del Tai Chi para el control del dolor en la Enfermedades Reumáticas

¿Cómo se siente la Artritis Reumatoide?

 

Artricenter, mejoramos sin dañar