10 cosas que debes saber sobre la importancia de la vitamina D en las enfermedades reumáticas

1. El cuerpo necesita vitamina D para absorber el calcio. Sin suficiente vitamina D, no podemos producir cantidades suficientes de la hormona calcitrol, lo que causa que no se absorba suficiente calcio de los alimentos.

2. La deficiencia de vitamina D puede ser un problema para las personas con enfermedades crónicas como la artritis reumatoide. Obtener suficiente es importante para la salud, incluso para el estado de ánimo.

3. Un estudio del 2009 examinó 139 pacientes con fibromialgia y / o dolor musculo-esquelético no específico. Tres cuartas partes de ellos tenían deficiencia de vitamina D. Después de la suplementación con vitamina D, se observó una mejora clínica en el 90% de los pacientes.

4. Las personas que tienen deficiencia de vitamina D corren un mayor riesgo de contraer cáncer y enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide y lupus.

5. Medicamentos como Hodrixicloroquina, Plaquenil y corticoesteroides (comúnmente recetados en tratamientos para la artritis reumatoide) pueden afectar la absorción de vitamina D. Es probable que tu médico ajuste la dosis de vitamina D para corregir el problema.

6. Una prueba de sangre puede determinar si tienes deficiencia de vitamina D, es a través del llamado “examen de 25-hidroxi vitamina D”.

7. Se puede obtener vitamina D por tres formas: mediante la exposición a la luz del sol, consumiendo suplementos alimenticios ricos en vitamina D y comiendo alimentos como los pescados grasos (bagre, salmón, sardina, caballa y atún), aceites de hígado de pescado, setas y yema de huevo.

8. La vitamina D protege a las personas que son propensas al trastorno afectivo estacional (común en invierno, causado al parecer por insuficiencia de luz solar) pues evita que se convierta en depresión.

9. La vitamina D juega un papel en el tratamiento del dolor musculo esquelético de artritis reumatoide y otras enfermedades. Es común que las personas que viven con dolor crónico tengan una deficiencia de vitamina D, y es recomendable que sus médicos les prescriban suplementos alimenticios ricos en vitamina D como parte del plan de tratamiento.

10. Las personas con más probabilidades de sufrir deficiencia de vitamina D son: mayores de 50 años, quienes tienen exposición limitada al sol, personas con piel oscura, aquellos que tienen problemas de absorción de grasas, fumadores y obesos.

Pregunta a tu médico sobre tus niveles en vitamina D y las opciones que tienes para conservarlos y mejorarlos.

 

También te puede interesar…

20 cosas que deberías saber sobre los Fitomedicamentos

11 Cosas que debes hacer para vivir bien con Artritis Reumatoide

¡Acuda al dentista para ayudar a controlar la Artritis Reumatoide!

 

Artricenter, mejoramos sin dañar

11 cosas que debes hacer para vivir bien con artritis reumatoide

Cuando se padece de artritis reumatoide, cada día es una lucha constante, el dolor y limitaciones pueden hacer que nos sintamos deprimidos y sin ganas de hacer nada. A pesar tener que lidiar todos los días con la enfermedad, siempre tenemos la opción de buscar alternativas para sentirnos mejor.

A continuación te presentamos 11 acciones que puedes realizar en tu vida diaria y que te ayudarán a sobrellevar tu enfermedad con una actitud positiva, adaptándote a todos los cambios que implica esta enfermedad.

1.    Infórmate   

Es fundamental que conozcas y comprendas la condición de tu salud, así como de todas las opciones que existen para tratarla; conoce los síntomas, opciones de tratamiento, terapias alternativas, formas de mejorar el dolor, cómo influye la dieta y el ejercicio, etcétera.

2.    Toma un tratamiento

Sométete a un tratamiento médico que se centre en controlar los efectos negativos de tu enfermedad (dolor, inflamación, rigidez, etcétera) y en detener el proceso degenerativo de la misma. Es fundamental que desde que seas diagnosticado, te asesores para encontrar la mejor opción para ti. Sin un tratamiento farmacológico, la enfermedad empeorará con el tiempo.

3.    Complementa tu tratamiento farmacológico con uno no farmacológico

Es fundamental tener un tratamiento farmacológico, sin embargo, es muy importante que  lo complementes con otras actividades que beneficien tu progreso.  Existen opciones como la meditación, que a través de la relajación te permite liberar la tensión y el estrés ocasionados por tu enfermedad. También hay otras alternativas como la electroterapia, que te ayuda a disminuir los niveles de dolor sin efectos secundarios. Hay un mar de opciones, sólo es cuestión de empezar a buscar.

4.    Encuentra un grupo de apoyo

Allá afuera hay mucha gente que padece la misma enfermedad que tú y por lo tanto te entienden en absoluto. El Internet te da la oportunidad de que, sin salir de tu casa, puedas comunicarte con estas personas. En un grupo de apoyo puedes intercambiar consejos, sentimientos, conocimientos y experiencias comunes. Esto ayuda a no sentirte solo y aprender cada día más sobre tu enfermedad.

5.    Mantente motivado

Es esencial que te mantengas motivado para enfocarte en la atención de tu enfermedad. La motivación es ese impulso que te hará realizar acciones que te van a hacer sentir mejor. Algunas cosas que puedes hacer: trata de centrarte en lo que puedes hacer y no en lo que no puedes hacer, permanece activo, aleja la tristeza y evita sentimientos de desesperanza. Quítate todo lo negativo de la cabeza, eso no te va a servir de nada, sino todo lo contrario.

6.    Sigue haciendo tus actividades a un ritmo diferente

El dolor articular nos limita, pero no nos limita del todo. A pesar de vivir con artritis y dolor crónico sigues siendo muy capaz de hacer muchas cosas; enfócate en esas habilidades que aún tienes. Quizás no podrás hacer todo de la manera en que lo hacías antes, aquí lo importante es que encuentres tu propio ritmo para hacer esas cosas que te son placenteras y tus actividades cotidianas (trabajar, ir de compras, viajar). Recuerda que la vida todavía puede ser agradable, sólo que a un ritmo diferente.

7.    Comunica tu sentir a la gente que te rodea

Vivir con artritis puede tener un profundo efecto en la vida cotidiana. Las actividades que una vez fueron sencillas, ahora pueden ser muy difíciles; en este sentido la artritis no sólo te afecta a ti, sino a la gente que te rodea (familia, amigos, compañeros de trabajo). Debes aprender a comunicar tus necesidades y sentimientos a estas personas, para que ellos entiendan la situación y se adapten a ella, sin haber malos entendidos  de por medio.

8.    Haz ejercicio Hacer ejercicio es fundamental para mejorar los síntomas de la artritis reumatoide, porque fortalece los músculos, mejora la movilidad, controla el dolor y la inflamación de las articulaciones y reduce los niveles de tensión y estrés. Debes asesorarte con un experto para que te realice un programa de ejercicios hecho a tu medida, de acuerdo a tu condición.

9.    Cuida tu alimentación Cualquier persona que desee mejorar su salud debe preocuparse, en primer lugar, por cuidar lo que come. En la artritis reumatoide existen alimentos que te ayudan a sentirte mejor y hay otros que te hacen sentir peor. De manera general, debes procurar llevar una dieta saludable, con preferencia en alimentos vegetales naturales y evitando la comida chatarra. Asesórate con un experto sobre los alimentos que debes consumir y los que debes evitar.

10. Aprende a controlar el estrés

La respuesta al estrés es tanto física como emocional, pone en tensión al cuerpo y a la mente. A las personas con artritis les afecta aún más, pues experimentan más dolor y fatiga de lo acostumbrado; por esta razón es indispensable aprender a controlarlo.

11. Concéntrate en mejorar tu calidad de vida

En el momento que fuiste diagnosticado con artritis reumatoide cambió por completo tu vida, es cierto, sin embargo, tú puedes elegir si quieres vivir centrándote en los aspectos negativos o si en cambio prefieres concentrarte en los aspectos positivos (todo lo que tienes y todas las cosas que aún puedes hacer). Utiliza todas tus fuerzas en mejorar tu vida y sigue buscando opciones para mejorar los síntomas de tu enfermedad. Seguir estos 11 puntos no estaría nada mal ¿no lo crees?

¿Y tú qué más haces para sobrellevar la artritis?

 

También te puede interesar…

¿Qué es la Artritis Reumatoide?

Los beneficios del Tai Chi para el control del dolor en la Enfermedades Reumáticas

¿Cómo se siente la Artritis Reumatoide?

 

Artricenter, mejoramos sin dañar

Tips para mejorar el dolor nocturno con fibromialgia

¿Te ha pasado que después de todo un día de sentir dolor, quieres al menos una noche de descanso? En esta infografía te presentamos algunos consejos que puedes hacer para conseguir mejorar el dolor nocturno de la fibromialgia y así tener un sueño más reparador:

 

También te puede interesar…

Tips para dormir bien

12 Cosas que debes saber si fumas y tienes Fibromialgia

10 Cosas que debes dejar de hacerte cuando tienes Fibromialgia

Artricenter, mejoramos sin dañar

30 Razones para hacer ejercicio si tienes una enfermedad reumática

La actividad física es esencial para optimizar la salud física y mental; desempeña un papel vital en el manejo de algunas enfermedades reumáticas como la artritis.

Conoce las razones por las cuáles deberías hacer ejercicio:

1. La actividad física regular mantiene fuertes a los músculos alrededor de las articulaciones, lo que disminuye la pérdida ósea.

2. Ayuda a controlar la inflamación y el dolor en las articulaciones.

3. Repone la lubricación del cartílago de la articulación y, por lo tanto, reduce la rigidez.

4. Aumenta la energía, la vitalidad y la resistencia.

5. Disminuye la fatiga.

6. Ayuda a dormir mejor.

7. Ayuda a la pérdida y control del peso corporal.

8. Disminuye la ansiedad.

9. Mejora el estado de ánimo y el bienestar.

10. Promueve un estado de relajación.

11. Reduce la tensión.

12. A largo plazo, mejora el estado de ánimo y bienestar general.

13.  Es un excelente complemento al tratamiento farmacológico.

14.  Hace que el líquido sinovial fluya dentro y fuera del cartílago, lo que hace que se mantenga húmedo, sano y bien nutrido.

15. Incrementa la amplitud del movimiento.

16. Aumenta la flexibilidad de las articulaciones.

17.  Mantiene fuerte y saludable al tejido óseo y cartilaginoso.

18.  Mejora el funcionamiento del sistema cardiovascular, pues fortalece el corazón y reduce el riesgo de enfermedades cardiacas.

19.  Disminuye el estrés mental.

20. Fortalece la autoconfianza y la autoestima.

21. Disminuye la agresividad.

22.  Posibilita el desarrollo de una vida sexual plena.

23. Ayuda a disminuir la depresión.

24. Ayuda a recuperar y mantener la movilidad.

25.  Mejora la socialización.

26. Mejora la coordinación y el equilibrio, lo que previene caídas y fracturas.

27. Contribuye a alcanzar una mayor densidad ósea.

28. Ayuda a que se normalice la presión arterial y los niveles de azúcar y grasas en la sangre.

29. Estabiliza las articulaciones.

30.  Mejora el estado físico general.

No hay pretexto. Hoy es un buen día para empezar a hacer ejercicio ¿no crees?

 

También te puede interesar…

El papel del sobrepeso en la Osteoartritis

La relación entre la diabetes y las Enfermedades Reumáticas

Los beneficios del Tai Chi para el control del dolor en la Enfermedades Reumáticas

 

Artricenter, mejoramos sin dañar

 

10 consejos para prevenir la osteoartritis

La osteoartritis es una enfermedad reumática donde se lesiona el cartílago de las articulaciones. Existen factores que pueden desencadenarla y que no podemos evitar, como las lesiones o cuando interviene la genética.

A pesar de esta situación, se pueden tomar medidas preventivas para que la posibilidad de sufrir osteoartritis se reduzca. A continuación te mostramos 10 tips que te pueden ayudar a prevenir esta enfermedad en ti y/o en tu familia:

1.    Consume vitamina D. El cuerpo necesita vitamina D para absorber el calcio de los alimentos. Se puede obtener vitamina D por tres formas: mediante la exposición a la luz del sol, consumiendo suplementos alimenticios y consumiendo estos alimentos: pescados como el bagre, salmón, sardina y atún, aceites de hígado de pescado y el huevo.

2. Cuida tu peso. Cuanto mayor sea tu peso, más probabilidad tienes de desarrollar artrosis de rodilla o de cadera, incluso en los tobillos y los pies.

3. Consume suficiente calcio. El calcio contribuye a la salud de tus huesos. Se han publicado varios estudios que indican que el consumo inadecuado de calcio está relacionado con la disminución de la densidad ósea y con un alto índice de fracturas.

4.    Haz ejercicio con regularidad. Esto te ayudará a tener músculos fuertes que protejan tus articulaciones.

 5.    Cuida tu postura. Una buena postura es muy importante para la salud de tu columna vertebral. La mala postura a menudo produce cambios que provocan una artrosis acelerada.

 6.    Procura mantener una dieta equilibrada. No hay alimentos que como tal te ayuden a prevenir la osteoartritis, lo que te recomendamos es que lleves una dieta saludable que  beneficie a tus huesos, músculos y articulaciones.

 7.    Evita lesiones. Las lesiones son imprevisibles, sin embargo, evítalas cuando te sea posible. Recuerda que las lesiones son los principales factores de riesgo para desarrollar osteoartritis en las articulaciones afectadas.

 8.    Evita ejercicios de alto impacto. Correr en superficies duras o irregulares, o con una mala técnica puede ser perjudicial para tus articulaciones. Caminar rápido es tan bueno para la salud como correr, pero mucho más amable con tus articulaciones.

 9.    Corrige los movimientos repetitivos. Hay movimientos que hacemos una y otra ves, por ejemplo, los movimientos que hacemos frente a la computadora o cuando realizamos trabajos que requieren flexión frecuente de las rodillas; todo esto nos puede causar daños. Te recomendamos leas artículos sobre ergonomía para conocer las mejores posturas físicas en el trabajo, y te evitarás muchos problemas.

10.  Presta atención a las lesiones. Cuando te lesiones, atiende al pie de la letra todas las restricciones que te indique tu médico­.Esto puede prevenir que se desarrolle la osteoartritis.

 ¿Tienes osteoartritis o tienes un familiar que la padezca? No está de más que puedas brindar esta información a tu familia para que tomen en cuenta los factores de riesgo y la manera en cómo pueden prevenirla.

Te invitamos a que compartas esta información también con tus amigos, recuerda que la artrosis es la enfermedad reumática más común y nadie está exento de padecerla.

 

También te puede interesar…

5 Cosas que debes hacer cuando tienes Osteoartritis

¿Qué es la Artrosis?

El papel del sobrepeso en la Osteoartritis

 

Artricenter, mejoramos sin dañar