Artricenter: La obesidad aumenta el riesgo de padecer Artritis Reumatoide y osteoartrosis

Captura de pantalla 2013-07-17 a las 14.36.19

Es conocido que fumar es uno de los principales factores de riesgo para desarrollar Artritis Reumatoide, pero casi nadie sabe que la obesidad también podría ser un desencadenante. A la fecha los expertos no han podido descubrir si es posible o no prevenir esta enfermedad, sin embargo, hay que recordar que su desarrollo tiene que ver con características de la persona (genética, predisposición a la enfermedad) y la intervención de factores ambientales (infecciones, tabaquismo, etc) que podrían desencadenar o activar la enfermedad. En los últimos años ha habido un incremento en el índice de personas que tienen obesidad, y también el número de personas con Artritis Reumatoide, para descubrir si existe alguna relación entre ambos problemas, un grupo de médicos de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota, realizó un estudio donde compararon los registros médicos de 813 personas con Artritis Reumatoide y 813 sin esta enfermedad. Captura de pantalla 2013-07-17 a las 14.41.11Casi el 70% de los participantes eran mujeres y el 30% entraron dentro de la clasificación de “obesos” (es decir, con un Índice de Masa Corporal mayor de 30). Al respecto se encontró que los individuos con exceso de peso eran alrededor de un 20% más propensos a desarrollar Artritis Reumatoide que las personas con peso normal. Otro estudio realizado en 2010 por el Hospital de la Universidad Karolinska, en Suecia, se dispuso a analizar la relación entre la obesidad y otras enfermedades en pacientes con artritis reumatoide. Los investigadores enviaron un cuestionario a través del correo electrónico con preguntas sobre el estilo de vida y la presencia de otras condiciones distintas a la artritis reumatoides. Al inicio del estudio, un 12.9% de los participantes eran obesos, y en el seguimiento aumentó a 15.8%  Los resultados mostraron que la obesidad se asoció un una mayor actividad de la enfermedad, menos pacientes en remisión, mayor dolor y peor salud en general. En otras palabras, los pacientes con artritis reumatoide obesos parecían tener más actividad de la enfermedad, las probabilidades más bajas de la remisión, la función física más pobre, más dolor y peor estado general de salud. Los pacientes obesos también fueron más propensos a ser diagnosticados con hipertensión, diabetes y enfermedad pulmonar crónica. Captura de pantalla 2013-07-17 a las 14.42.46Los investigadores de este estudio concluyeron que el Índice de Masa Corporal y la medición de la circunferencia de la cintura pueden ser dos herramientas útiles para la predicción de la evolución de la enfermedad. En un estudio presentado en junio pasado durante la reunión anual de la Liga Europea contra el Reumatismo en Madrid, España, se encontró que las personas con sobrepeso y obesidad con Artritis Reumatoide tienen menos probabilidades de entrar en remisión en las primeras etapas de la enfermedad. En el estudio participaron cerca de 350 personas con Artritis Reumatoide que se sometieron a un tratamiento farmacológico destinado a lograr la remisión de su enfermedad. A los 6 y 12 meses de seguimiento, los pacientes con sobrepeso y obesidad presentaron menores tasas de remisión. Por otra parte, se encontró que los medicamentos utilizados para la Artritis Reumatoide, no funcionaron muy bien este grupo de personas. ¿CUÁL ES LA RELACIÓN ENTRE LA OBESIDAD Y LA ARTRITIS REUMATOIDE? Captura de pantalla 2013-07-17 a las 14.44.58A la fecha no existen respuestas contundentes sobre el por qué la obesidad parece aumentar el riesgo de desarrollar Artritis Reumatoide, sin embargo, podría haber varias explicaciones: -Se piensa que la hormona femenina estrógeno junto con las proteínas producidas por las células de grasa del cuerpo pueden desarrollar un papel importante en el desarrollo de la enfermedad. -Las células de grasa pueden producir proteínas inflamatorias, pueden “avivar” el fuego de la inflamación (recordemos que la inflamación es uno de los principales síntomas de la artritis reumatoide) -Las personas con sobrepeso tienen menores niveles de vitamina D, problema que se ha asociado con la Artritis Reumatoide. -Se piensa que la obesidad, además de estar relacionados con problemas de salud como enfermedades del corazón y diabetes, también podría relacionarse con la autoinmunidad. Por todas las razones contenidas en este artículo, enfatizamos que los reumatólogos deben explicar a sus pacientes la importancia de mantenerse en su peso ideal. Debemos recordar que tener el peso ideal nos ayuda a mantener un mejor nivel de salud articular, pues se disminuye el estrés sobre las articulaciones dolorosas;  permite que los medicamentos tengan mejores resultados y previene de otras enfermedades crónicas, como la diabetes y enfermedades del corazón.

Mejoramos sin dañar.

Página oficial: https://www.artricenter.com.mx/

Anuncios

Artricenter: ¿Por qué las personas con Artritis Reumatoide deben cuidarse de la Gripe?

¿Sabías que las personas con Artritis Reumatoide tienen mayor riesgo de contraer gripe y sufrir sus complicaciones?

La gripe no afecta a todos por igual; existen muchos factores que pueden aumentar el riesgo de contraer gripe y desarrollar sus complicaciones (como la neumonía).

Uno de los factores que aumenta el riesgo de enfermarse de gripe es padecer algún tipo de artritis inflamatoria (o enfermedad reumática autoinmune), como la Artritis Reumatoide, Lupus Eritematoso Sistémico, Artritis Psoriásica o el Síndrome de Sjögren.

Captura de pantalla 2013-06-04 a las 16.18.31

Existen dos principales razones por las cuáles las personas con artritis autoinmunes son más propensas a contraer y enfermarse más severamente de gripe:

1. Existe un mal funcionamiento de su sistema inmunológico, el cuál está encargado de proteger al cuerpo contra virus y bacterias; en estas personas el sistema inmunológico ataca al propio cuerpo. A causa de su inmunidad debilitada, no sólo son más propensas a contraer todo tipo de infecciones (incluyendo las respiratorias), sino que también son más propensos a sufrir complicaciones cuando tienen gripe (neumonía, hospitalizaciones por gripes fuertes, etcétera).

2. Algunos de los medicamentos usados para tratar estas condiciones debilitan al sistema inmunológico, por lo que aumenta el riesgo de infecciones y una lenta recuperación de la gripe. Estos medicamentos pueden ser: corticoesteroides (prednisona, hidrocortisona, metilprednisolona) azatioprina, metrotexato, ciclosfofamida, leflunomida, adalimumab, etanercept, abatecept e infliximab.

VACUNA CONTRA LA GRIPE: LA MEJOR PROTECCIÓN

Las vacunas contra la gripe son especialmente importantes para las personas con un sistema inmunológico debilitado, como las personas con artritis inflamatorias, por lo que es recomendable que se vacunen cada año.

Existen tres tipo de virus de la gripe: A, B y C. Los tipos A y B son los que están detrás de los brotes de gripe estacional (que se producen casi todos los inviernos) y el virus C es una versión más suave que no causa epidemias.

Cada año, se crea una vacuna estacional para proteger contra una combinación de virus de influenza A y el virus de la gripe B.

Existen 2 tipos de vacunas contra la gripe:

Captura de pantalla 2013-06-04 a las 16.20.041. Vacuna inactivada. Este tipo de vacuna se administra mediante una inyección (generalmente en el brazo); y su nombre se debe a que contiene fragmentos de virus de influenza muertos.  Aunque el virus está muerto, todavía estimula al sistema inmunológico del cuerpo para producir anticuerpos. Este tipo de vacuna es el que deben utilizar las personas con artritis inflamatorias.

Captura de pantalla 2013-06-04 a las 16.23.412. Vacuna viva atenuada. Esta vacuna se aplica a través de un aerosol nasal; su nombre se debe a que se elabora con virus vivos debilitados, pero no matados. Este tipo de vacunas no debe ser utilizado en personas con artritis inflamatorias (como en la Artritis Reumatoide) pues pudiera resultar peligroso para su bienestar, ya que sus sistemas inmunológicos se encuentran debilitados y pueden no ser lo suficientemente fuertes para luchar contra el virus vivo.

¿CUÁNDO DEBO VACUNARME CONTRA LA GRIPE?

Los meses de octubre y noviembre son el mejor momento para la vacunación contra la gripe estacional, pues se calcula que el cuerpo toma alrededor de dos semanas en desarrollar los anticuerpos que te protegerán contra la gripe. A pesar de esto, puedes recibir la vacuna en diciembre o más tarde pues también te proporcionará el beneficio.

Antes de que tomes la decisión de vacunarte, es recomendable acudir con tu médico para que él determine el mejor momento de la vacunación.

¿QUÉ DEBO HACER SI YA ME ENFERMÉ DE GRIPE?

Captura de pantalla 2013-06-04 a las 16.27.43Las personas con artritis inflamatorias no deben tomarse a la ligera una gripe. En cuanto perciban los primeros síntomas, deben acudir con su médico inmediatamente; pues debido a su condición, tratar su enfermedad puede ser más complicado que en las personas sanas.

Los síntomas comunes de la gripe son: tos, dolor de garganta, secreción o congestión nasal, dolor de cabeza, dolor de cuerpo, fiebre, fatiga, escalofríos e incluso diarrea y vómito.

Los médicos suelen recetar medicamentos antivirales para acortar la duración de la enfermedad y prevenir complicaciones graves de la gripe como sinusitis, infecciones del oído, neumonía bacteriana, deshidratación, y el empeoramiento de condiciones como el asma, diabetes y enfermedades del corazón.

DATOS ADICIONALES:

  • Algunas personas no deben vacunarse sin antes consultar a su médico, por ejemplo: personas con una alergia a los huevos de gallina, que hayan tenido alguna reacción grave a una vacuna contra la gripe en el pasado, personas que desarrollaron el síndrome de Guillain-Barré y niños menores de seis meses.
  • Aún si ya has sido vacunado, todavía existe un riesgo de contraer la gripe, por lo que es necesario tomar algunas precauciones durante la temporada de gripe.
  • Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o con gel antibacterial a base de alcohol reduce las probabilidades de enfermarse de gripe.
  • Mantener una alimentación saludable, beber mucha agua, dormir o suficiente y hacer ejercicio regularmente puede ayudar a prevenir la gripe.
  • No se deben dejar de tomar los medicamentos para la artritis durante un ataque de gripe a menos que el médico lo indique.
  • La vacuna contra la gripe que contiene virus de gripe muertos no puede causar gripe (como mucha gente cree).
  • La vacuna contra la gripe no empeora los síntomas de la artritis.

Mejoramos sin dañar.

Página oficial: https://www.artricenter.com.mx/

Artricenter: La importancia de saber pedir ayuda cuando tienes una enfermedad reumática

Pedir ayuda de los demás, es uno de los cambios más difíciles a los que se debe enfrentar una persona con una enfermedad dolorosa y crónica, como la Artritis Reumatoide.

A pesar de que se trata de un acto humano básico y natural, para la mayoría de las personas no es fácil pedir ayuda. Debemos comprender que aceptar ayuda nos permite evitar sentimientos como la frustración, ira, estrés y soledad; además, nos hace establecer relaciones más profundas y tener un mayor sentido de aprecio por los demás.

1

Cuando aprendemos a pedir ayuda, el miedo y el estrés que pudiera generar esta acción, es remplazada por una sensación de alivio. Te sorprenderá incluso saber que pedir ayuda no sólo te beneficia a ti, sino también a la persona que te auxilia, pues se siente útil, feliz y satisfecho al saber que está propiciando que te sientas mejor.

¿POR QUÉ NO NOS GUSTA PEDIR AYUDA?

Existen varias razones por las cuáles nos sentimos incómodos al momento de solicitarle a alguien que nos auxilie. Cuando tienes una enfermedad como la Artritis Reumatoide, donde repentinamente ocurren muchos cambios en tu vida, la situación puede ser más difícil por los siguientes motivos:

Captura de pantalla 2013-05-29 a las 12.40.211. Sientes que es una señal de fracaso. Puedes incluso sentirte avergonzado de tener que pedir ayuda para hacer u obtener ciertas cosas debido a tus limitaciones. Incluso se llega a tener la percepción errónea de que tener artritis es culpa tuya.

2. Piensas que no tienes que pedirla, porque es algo “obvio”. Muchas veces damos por hecho que los demás saben cómo nos sentimos sin que nosotros tengamos que decírselos, o nos gustaría que fueran más acomedidos.

Captura de pantalla 2013-05-29 a las 12.42.413. Crees que no tienes derecho. Las personas tienden a pensar “los demás no deberían ayudarme, ellos tienen sus propios problemas”. Puedes llegar a sentirte incómodo o incluso culpable.

4. Temes reconocer ante los demás que la Artritis ha cambiado tu vida. Puedes sentir temor a “hacer público” el hecho de que tienes Artritis y que necesitarás ayuda de una manera en que no lo hiciste antes.

Captura de pantalla 2013-05-29 a las 12.46.145. No quieres ser una carga. Cuando eres una persona que está más acostumbrada a dar ayuda, que a pedirla, tu autoestima puede verse perjudicada, puedes auto percibirte como una carga.

6. Temes que se te estigmatice. Tienes miedo a que los demás te miren diferente por pedir ayuda. No quieres que los demás te tengan “lástima” o que cambien la percepción que tienen sobre ti.

7. Temes que los demás piensen que en realidad no necesitas ayuda. La Artritis Reumatoide es una enfermedad que “no se ve” a simple vista, pues el cansancio y el dolor no son perceptibles para los demás; por esta razón puedes tener miedo de que los demás no te crean cuando les dices que necesitas su ayuda.

¿CÓMO APRENDER A PEDIR AYUDA?

Captura de pantalla 2013-05-29 a las 12.49.54

Pedir ayuda a los demás es visto generalmente como una debilidad; esta forma de pensar puede ser difícil de superar, sin embargo, existen muchas manera de cambiar esta percepción. La clave para lograrlos es aprender a pedir ayuda de tal manera que se mantenga un sentido de independencia y confianza.

Las siguientes sugerencias pueden ayudarte a superar estos obstáculos y desarrollar un sentido saludable de interdependencia con los que te rodean:

Captura de pantalla 2013-05-29 a las 12.55.211. Identifica y prioriza tus necesidades. Analiza cuáles son las áreas de tu vida en las que necesitas más ayuda; puedes hacer una lista de tus actividades donde la requieras, ordenándolas por orden de importancia. Si se te dificulta mucho pedir ayuda, puedes optar por pedirla sólo en los primeros puntos.

2. Analiza tus barreras personales. Se trata de dejar de lado aquellos pensamientos negativos sobre tu persona y aceptar la situación en la que te encuentras. Desapégate de las ideas innecesarias de querer mantener un estatus frente a tus seres queridos, de querer ser por siempre la “súper mamá”, la “súper esposa”, etc. No es fácil, pero comprende que es necesario para tu bienestar.

Captura de pantalla 2013-05-29 a las 13.02.193. Emplea las palabras adecuadas. Nuestra actitud tiene un efecto muy grande en nuestra comunicación y relaciones personales. A veces es difícil encontrar las palabras adecuadas para pedir ayuda a los demás, pero te daremos algunos consejos:

  • Evita palabras que puedan hacer sentir a las personas que los estás culpando, como “deberías ayudarme, ¿no vez que no puedo?” pues las personas en vez de ayudarte podrían actuar a la defensiva.
  • Explica tu problema antes de pedir ayuda, para que la gente comprenda la importancia que tiene su colaboración, por ejemplo, dile a tu esposo: “Tendré más energía para ir al cine más tarde contigo si me das una mano con la cocina ¿Podrías poner a mesa y picar estas verduras?”
  • No mientas por miedo a sentirte menos, evita expresiones como “Yo puedo hacerlo, pero tú eres perezoso y ya es hora de que hagas algo” de esta manera te estás volviendo el antagonista de la historia.

4. Contrapón el beneficio con la vergüenza. En cada situación en la que debas pedir ayuda y no te animes por pena, miedo, etc., razona y date cuenta de que es mucho mejor pedir ayuda para evitar mayores malestares, a exponerte a sufrir alguna crisis de dolor por sobreesforzarte, todo por sentir pena. 

Captura de pantalla 2013-05-29 a las 13.05.505. Comprende que es una acción natural del ser humano. Pedir ayuda es una acción muy natural dentro de la interacción social. Cuando evitas pedir ayuda te estás poniendo al margen de otros seres humanos, estás construyendo una barrera invisible a tu alrededor que rechaza la posibilidad de crear (o mantener) relaciones y amistades; te estás negando a la relación dar y recibir.  Puede que al no pedir ayuda mantengas una sensación de “seguridad”, pero date cuenta que te estás negando a formar parte de un ciclo de amor, cuidado y generosidad.

6. Elige sabiamente a quién pedir ayuda. Selecciona con mucho cuidado a las personas a las que solicitarás ayuda, evita a aquellas que te hacen sentir menos o cuya respuesta o manera de actuar puede lastimarte.

7. Sé lo suficientemente fuerte para aceptar que requieres ayuda. Debes tener el valor y la fortaleza para aceptar que tienes debilidades (igual que todos) y que necesitas ayuda. Si optas por esconder esta necesidad por “parecer fuerte”, debes saber que en realidad estás siendo débil; es como si corrieras a esconderte.

Captura de pantalla 2013-05-29 a las 13.07.528. Ayuda a otros. ¿Crees que es imposible que puedas ayudar a alguien? La realidad es que todos nos podemos ayudar a todos. Ábrete a los de más, da lo que puedas de ti mismo (tu tiempo, tu escucha, amor, cuidado, etcétera). Al ayudar a otras personas, dejas de centrarte en ti mismo, y cuando dejas de centrarte en ti mismo, es mucho más fácil aceptar el apoyo de los demás.

9. No menosprecies tus problemas. Quita de tu cabeza la ilusión de que sólo algunos problemas son “dignos” de necesitar ayuda. No existe una jerarquía de problemas: un problema es un problema, cualquiera que sea su facilidad o dificultad. Menospreciar tu problema por “no considerarlo importante o digno de ser resuelto” sólo sirve para que te sea aún más difícil de manejar.

10. Identifica qué tipo de ayuda necesitas y dirígete con la persona adecuada. Puede que tengas la percepción de que necesitas ayuda para todo. Lo que debes hacer es identificar puntualmente qué aspectos requieren ayuda y quién te puede ayudar, por ejemplo, si necesitas ayuda para bañarte, puedes recurrir a algún familiar; si necesitas saber más sobre tu enfermedad, puedes solicitar la ayuda de tu médico; si requieres ayuda financiera, puedes dirigirte a tu jefe, etcétera.

Cuéntanos tu experiencia ¿A ti qué tanto te cuesta pedir ayuda? ¿Cómo enfrentas este problema?

 Mejoramos sin dañar.

Página oficial: https://www.artricenter.com.mx/

Artricenter: 10 Causas de la fatiga en la Artritis Reumatoide y osteoartrosis

fatiga artritis reumatoideTodos nos hemos sentido cansados alguna vez en nuestras vidas; sin embargo el cansancio que experimentan las personas con Artritis Reumatoide suele ser muy diferente al cansancio “convencional”.

Una persona sana puede sentirse agotada después de un día de arduo trabajo, pero se recupera descansando o durmiendo. Una persona con Artritis Reumatoide se puede sentir exhausto día tras día aún sin haber realizado ningún esfuerzo, y no importa cuánto logre dormir o descansar, pues su fatiga no se va. La Artritis Reumatoide puede presentar periodos de agotamiento total, que aparecen de forma imprevista y se vuelven una complicación para la realización de las tareas diarias.

Uno de los principales problemas de la fatiga es que es un síntoma invisible, pues no hay una prueba contundente que demuestre que está presente; es por esto que los familiares o amigos de la persona que la padece, no pueden comprender ni darse una idea de cómo es que se siente, a menos que la persona lo exprese.

¿CÓMO SE SIENTE LA FATIGA EN LA ARTRITIS REUMATOIDE?

Algunas personas lo describen como un cansancio donde el cuerpo no obedece al cerebro, pues se quieren mover, pero sienten que llevan piedras pesadas en los pies y en los brazos; y cualquier movimiento mínimo, como peinarse o bañarse, puede resultar enormemente complicado. El cansancio de la Artritis Reumatoide también es comparado con la sensación que tenemos cuando nos ha azotado una fuerte gripe o a cómo nos sentimos después de haber hecho ejercicio muy extenuante; las personas con esta fatiga pueden incluso llegar a sentir que les falta el aliento.

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DE LA FATIGA EN LA ARTRITIS REUMATOIDE?

Existen muchas razones por las que una persona con Artritis Reumatoide puede sentirse agotada, por ejemplo:

Captura de pantalla 2013-05-21 a las 17.12.261. La enfermedad se encuentra activa. Podemos saber que la enfermedad está activa cuando presentamos inflamación en las articulaciones. Los tejidos inflamados contienen unas sustancias llamadas citoquinas, las cuáles son similares a las sustancias químicas liberadas en las enfermedades virales como el resfriado y la gripe, y causan fatiga extrema.

2. Alteraciones del sueño. El dolor, el estrés y la ansiedad pueden interrumpir el sueño por la noche, lo que, a su vez, conduce a la fatiga. A pesar de ello, muchas personas han expresado que se sienten cansadas aún tras haber dormido toda la noche.

Captura de pantalla 2013-05-21 a las 17.14.213. Dolor. Sentir dolor durante todo el día puede ser extremadamente agotador. Una persona con Artritis Reumatoide experimenta constantes crisis de dolor, lo que le hace difícil moverse e incluso pensar. El cansancio ocasionado por el dolor afecta el estado físico y mental de la persona.

4. Anemia. La anemia es también una causa común de la fatiga. Las personas con Artritis Reumatoide son más susceptibles a padecerla, de hecho se calcula que 8 de cada 10 personas con Artritis Reumatoide son anémicas. La anemia es una afección donde el cuerpo carece de glóbulos rojos sanos, que son los que suministran el oxígeno a los tejidos del cuerpo

Captura de pantalla 2013-05-21 a las 17.16.305. Exageración en las actividades cotidianas. Una persona con Artritis Reumatoide debe aprender a administrar su energía; hay ocasiones en que sobre exige a su cuerpo más allá de lo que puede o debe dar, y al día siguiente la fatiga (al igual que dolor y rigidez) es tal, que no se puede ni levantar de la cama.

6. Disminución de la actividad. Muchas personas con Artritis Reumatoide comienzan a evitar el movimiento por la rigidez y dolor articular. El resultado de esta inactividad conlleva a la pérdida de masa muscular, lo que significa un mayor esfuerzo para realizar sus. El ejercicio es fundamental para mantener unos músculos fuertes que den soporte a las articulaciones afectadas y faciliten la realización de las actividades diarias.

Captura de pantalla 2013-05-21 a las 17.19.167. Depresión. La depresión provoca fatiga y, a su vez, la fatiga provoca depresión. Una persona puede fatigarse debido a cómo se siente emocionalmente. Los sentimientos de depresión, preocupación y tristeza pueden agotar la energía.

8. Causas ambientales. Las condiciones ambientales como las temperaturas extremas, muebles incómodos, el tránsito pesado, una ventilación pobre, puede provocar que la fatiga, tanto física como mental, se intensifique en las personas con Artritis Reumatoide.Captura de pantalla 2013-05-21 a las 17.22.58

9. Estrés y ansiedad. La reacción natural de nuestro cuerpo ante el estrés, es la liberación de adrenalina, cuya función es preparar al cuerpo para hacer frente a una crisis. Cuando se libera adrenalina, los músculos, el corazón y los pulmones trabajan duramente y la mente se mantiene en alerta. Esta situación suele causar cansancio físico y mental.

10. Medicamentos. Ciertos medicamentos utilizados para la Artritis Reumatoide pueden empeorar la fatiga. Los analgésicos pueden causar somnolencia en interferir en la concentración; los medicamentos antiinflamatorios también pueden interferir con la atención y provocar mareos. Por eso la mejor opción es buscar medicamentos que no provoquen efectos secundarios (como los fitomedicamentos).

Te invitamos a tomar nota de estos puntos. Pregúntate qué has hecho o que no, e identifica los factores que puedes mejorar en tu vida diaria para disminuir la fatiga.

Mejoramos sin dañar.

Página oficial: https://www.artricenter.com.mx/

Artricenter: Causas y soluciones para la rigidez matutina en las enfermedades reumáticas

¿Has sentido que por las mañanas te cuesta mucho trabajo moverte? o ¿Te ha pasado que te después de salir de la cama terminas regresando a ella porque el dolor y rigidez son muy fuertes? Esto es debido a la “Rigidez matutina”, uno de los síntomas clásicos de la Artritis Reumatoide.

La rigidez causada por la Artritis Reumatoide puede ocurrir cualquier momento de día, pero es más común por las mañanas o después de periodos largos de inactividad. La rigidez matutina puede ocurrir en cualquier articulación del cuerpo, pero es más común en manos, pies, cadera, rodillas y la columna vertebral.

Captura de pantalla 2013-05-14 a las 15.37.40

Seguramente cuando fuiste diagnosticado con Artritis Reumatoide tu médico te preguntó cuánto dura tu rigidez matutina, esto es porque el tiempo de su duración es un indicador de qué tipo de Artritis se padece, por ejemplo, la Artritis Reumatoide y el Lupus suelen durar más de 1 hora y la Osteoartritis dura aproximadamente 30 minutos.

De igual manera, en tus citas médicas subsecuentes tu médico puede preguntarte acerca de tu rigidez matutina, ya que si presentas menos rigidez quiere decir que estás respondiendo bien al tratamiento, que sí te está funcionando.

Debes prestar mucha atención a la condición de tu rigidez con el paso de los días, pues es un signo de la actividad de tu artritis; puede ser una señal de que has descuidado la toma de tu medicinas, o de que necesitas más medicamento u otro diferente.

Es fundamental que aprendas a gestionar tu rigidez matutina, pues ésta afecta a tu nivel de frustración, capacidad de trabajo y calidad de vida en general.

Un estudio británico publicado en el Journal of Medical Economics encontró que la rigidez matutina tiene gran impacto en la persona, pues mejorando este único síntoma, se puede sentir una mejora significativa en la calidad de vida.

¿QUÉ LO PROVOCA?

1A la fecha no se ha encontrado una razón específica que explique a la rigidez matutina, sin embargo, han surgido algunas teorías que podrían explicarla:

Se cree que puede producirse por el “Fenómeno de gel”, una condición que ocurre cuando una articulación ha pasado mucho tiempo en reposo y el líquido se engrosa, al igual que lo hace el aceite de un motor de coche que ha estado a temperaturas frías.

Cuando el cuerpo está inactivo ocurren fugas de líquido desde los pequeños vasos capilares sanguíneos, y los tejidos se “inundan”; entonces, cuando se trata de mover una parte del cuerpo, los tejidos inflamados se sienten rígidos, hasta que el movimiento bombea fluido a través de los canales linfáticos y las venas.

También se piensa que cuando los pacientes están dormidos (y por lo tanto inactivos) las articulaciones tienden a inflamarse, lo que se traduce a una movilidad limitada y el endurecimiento de los músculos y tendones alrededor de las articulaciones.

¿CÓMO SE PUEDE REMEDIAR?

Captura de pantalla 2013-05-14 a las 15.56.05Existen una serie de acciones que puedes realizar para disminuir la rigidez matutina y te pongas en marcha cada mañana:

1. El primer y mejor consejo es que sigas las indicaciones de tu médico. Platica con él acerca de cómo te afecta y sigue al pie de la letra sus indicaciones.

2. Lleva un tratamiento farmacológico. Es importante que controles la inflamación, rigidez y dolor a través del medicamento que te receta tu doctor.

3. Duerme en posiciones donde des un buen soporte a tus articulaciones y no las sometas a tensión.

4. Asegúrate de que tu dormitorio tiene un ambiente cálido y seco.

5. Toma una ducha caliente al despertar; en ese momento también puedes aprovechar para realizar algunos ejercicios suaves. Se cree que el calor del agua aumenta la elasticidad del colágeno, una fibra que se encuentra en los músculos y otros tejidos del cuerpo, y por lo tanto propicia que los ejercicios sean más eficaces.

6. Antes de levantarte de la cama realiza ejercicios sencillos de rango de movimiento, que son aquellos en los que se mueve la articulación sin necesidad de utilizar algún peso o resistencia (no los confundas con ejercicios de estiramiento, que son aquellos en donde se alargan los músculos en todo su potencial). Evita los movimientos rápidos o bruscos, pues empeoran a las articulaciones rígidas.

7. Antes de acostarte procura relajarte, deja de tras las preocupaciones y problemas, el punto es que puedas reducir lo más posible la tensión.

8. Evita los analgésicos, éstos no ayudan a la rigidez matutina.

9. Incorpora ejercicios sencillos en tu rutina diaria, por ejemplo, puedes hacer ejercicios de cuello antes de cepillarte el cabello, y ejercicios de muñeca antes de ponerte los calcetines.

10. Considera la posibilidad de trabajar con un fisioterapeuta para obtener tu propio programa de ejercicios personalizado.

Mejoramos sin dañar.

Página oficial: https://www.artricenter.com.mx/