Causas de las enfermedades reumáticas

Si te estás preguntando ¿por qué tienes una enfermedad reumática? Podemos decirte que hay muchas razones que pudieron desencadenarla (algunas incluso desconocidas) sin embargo, tu doctor es quien te dará la mejor respuesta porque está enterado de tu historial médico.

Nosotros te mostraremos a continuación un listado de las causas más comunes que pueden hacer más propensa a una persona de contraer estas enfermedades:

1.    Las estadísticas señalan que ser del sexo femenino influye bastante, ya que 3 de cada 4 personas con enfermedades reumáticas son mujeres.

 2.    Tener familiares que padezcan la enfermedad eleva el riesgo, ya que se pueden transmitir por herencia. Por ejemplo, una persona sana que tiene una hermana con artritis reumatoide tiene cuatro veces más posibilidades de desarrollar la enfermedad que alguien que no tiene familiares afectados.

3.    Enfermarse con frecuencia por virus e infecciones (resfriados, gripe, etcétera), ya que puede alterar al sistema inmunológico.

4.    La raza también influye. La artritis reumatoide, por ejemplo, es más frecuente en indios americanos y esquimales que en asiáticos y africanos; el lupus es más habitual en afroamericanos e hispanos que entre los caucásicos.

5.   La edad es relevante; las enfermedades reumáticas se desarrollan sobre todo a partir de los 40 años y la frecuencia aumenta con la edad, sin embargo, pueden darse desde la niñez.

6.   Tener obesidad puede desencadenar y/o agravar enfermedades como la gota y la osteoartritis.

7.    Sufrir algún traumatismo como esguinces, luxaciones y fracturas, ya que afectan directamente al aparato locomotor.

8.    Practicar algún deporte o tener un empleo que demande mucho desgaste a las articulaciones.

 Como te habrás dado cuenta las razones son tan vastas y comunes que muchos estamos en riesgo de padecerlas.

Si has sido diagnosticado con alguna enfermedad reumática y estás buscando respuestas sobre por qué te ocurrió a ti, vas por buen camino: mientras más sepas de tu enfermedad más posibilidad tienes de encontrar opciones para enfrentarla.

Si no tienes una enfermedad reumática te invitamos a mirar a tu alrededor ¿tus papás, tíos, hermanos, abuelos padecen alguna? ¡Ponte las pilas y evita los factores de riesgo! Haz Todo lo posible por llevar una vida sana: di adiós a la obesidad, aliméntate sanamente y haz ejercicio. Tomar medidas preventivas es la mejor manera de evitar las enfermedades reumáticas.

¿Conoces otras causas que pueden desencadenar estas enfermedades? ¿Te identificaste con alguno de nuestros puntos? Coméntanos 🙂

 

También te puede interesar…

El papel del sobrepeso en la Osteoartritis

7 Posibles causas de la fibromialgia

¿Qué es la Autoinmunidad?

Artricenter, mejoramos sin dañar

6 síntomas clave de las enfermedades reumáticas

Las enfermedades reumáticas son las que ocasionan lesiones en el aparato locomotor, que comprende músculos, ligamentos, articulaciones, tendones y huesos. En breves palabras, es el que permite la movilidad de tu cuerpo.

Te preguntarás ¿Cómo puedo saber que si tengo alguna de estas enfermedades? La única persona capacitada para determinarlo es tu doctor, sin embargo aquí te mostramos los 6 principales síntomas que se sufren las personas que sufren alguna enfermedad reumática.

1.     Dolor. Es generalmente el primer síntoma en aparecer, su ubicación puede determinar cuál es la enfermedad a tratar. Por ejemplo, puede haber dolor en la espalda, hombro, manos; pero también en órganos como el riñón, corazón incluso los ojos.

 2.     Rigidez. Se siente en las principales articulaciones como dedos, rodillas y codos; obliga a moverte más lento e incluso te presenta dificultad para hacer actividades cotidianas como subir una escalera, sentarte o abrir una puerta. Muchas veces ocurre al despertar, lo que se denomina “rigidez matutina”.

3.     Inflamación. Es común que el área inflamada también sea la de dolor. Podrás notar, por ejemplo, que se ven más hinchadas tus rodillas, tobillos, manos u otras partes del cuerpo, incluso pueden sentirse calientes o verse enrojecidas.

4.     Cansancio. Puede presentarse a lo largo del día; de hecho es común sentirse cansado al despertar por la mañana, a pesar de haber dormido toda la noche.

 5.     Debilidad. Se manifiesta como falta de energía y vitalidad, tanto física como intelectual.

 6.     Trastornos del sueño. Se muestran en forma de insomnio y somnolencia, es común el llamado “sueño no reparador”.

 Recuerda que sólo son algunos síntomas, puede haber muchos más, según la enfermedad. Si te identificaste con estos puntos te recomendamos ponerte en contacto con un profesional de la salud para que te realice un diagnóstico oportuno.

 ¿Y tú qué otros síntomas conoces?

También te puede interesar…

Síntomas de la Fibromialgia

Síntomas de la Osteoartritis

Síntomas de la Artritis Reumatoide

 Artricenter, mejoramos sin dañar

¿Qué es el reuma?

Seguramente alguna vez has escuchado o has utilizado el término “reuma” para decir que te duele el cuerpo o una parte de él: articulaciones, huesos, espalda, cuello, etcétera.

Debes saber que el reuma no existe, no es una enfermedad. Es importante que lo sepas, porque si te encuentras buscando la cura, tratamiento o consejos para remediar los dolores que te ocasiona “el reuma”, nunca encontrarás una respuesta eficaz que te ayude a resolver tu problema.

Por mucho tiempo hemos utilizado erróneamente este término para designar a lo que en realidad debemos llamar enfermedades reumáticas.

Actualmente existen más de 200 enfermedades reumáticas diferentes, ¡figúrate el error que cometemos al enfrascar todas ellas en una sola palabra, y por lo tanto, en un solo remedio!

Supongamos que una persona tiene dolor en el cuerpo y nota que sus manos están comenzando a deformarse, lo que piensa es “tengo reuma”, pero esto no es verdad. La persona en realidad puede estar padeciendo artritis reumatoide o lupus, y estas son dos enfermedades muy diferentes que por lo tanto requieren un tratamiento diferente.

Nuestra recomendación es que si sientes síntomas que podrías definir como “reuma”, acudas con tu médico. Él es la única persona que te puede decir si tus síntomas corresponden a una enfermedad reumática o no.

El primer paso para controlar tu dolor es recibir un diagnóstico preciso. Entérate cómo se llama lo que tienes: ¿artritis? ¿lupus?¿estrés?¿infección? ¿osteoporosis? Una vez que estés 100% seguro de cuál es tu problema (y sólo hasta entonces) toma cartas en el asunto, atiéndete.

Si tu dolor es leve pero recurrente no lo ignores, no le des poca importancia por considerarlo “soportable”. Ten en cuenta que si se trata de una enfermedad reumática, el dolor se puede agravar con el tiempo, puede empeorar la inflamación en tus articulaciones y deformarte e incapacitarte posteriormente más. Por lo que entre más pronto te trates, mejor.

Y para ti ¿qué es el reuma?

También te puede interesar…

¿Qué es la Artritis Reumatoide?

¿Qué es la Artrosis?

¿Qué es la Fibromialgia?

 

Artricenter, mejoramos sin dañar

Pierre-Auguste Renoir, su perseverancia y su Artrítis Reumatoide.

“De tiempo en tiempo uno debe intentar cosas más allá de la propia capacidad.”

“El dolor pasa, la belleza permanece”

—Pierre-Auguste Renoir

Renoir Moulin Galette
Le Bal au Moulin de la Galette

Pierre-Auguste Renoir (1841-1919) fue uno de los pintores impresionistas franceses más prolíficos. Durante su carrera artística de casi 60 años se dice que pintó más de 6000 cuadros. Algunas de sus pinturas más conocidas incluyen: Le Bal au Moulin de la Galette (mostrada arriba) y Almuerzo de los remeros (ver aquí).

Cuando Renoir pasó de los 50 años, sufrió su primer ataque severo de artrítis reumatoide. En pocos años, sus manos y pies fueron dañados tanto por la artrítis reumatoide que él tuvo que usar una silla de ruedas para moverse. Las manos de Renoir llegaron a estar bastante deformadas – tanto que para continuar pintando, se ataba las brochas a sus manos.

Renoir Moulin Galette
Renoir Moulin Galette en silla de ruedas.

Renoir continuó pintando a pesar del impacto de su artrítis reumatoide. Los lienzos para pintar eran enrollados como alfombras frente a su silla de ruedas para que pudiera pintar en tramos cortos. Para pintar, Renoir realizaba trazos cortos en amplitud y tiempo – completando eventualmente la obra de arte. Renoir alguna vez dijo a un proveedor de materiales de pintura que lo vio pintando: “¿Sabes?, ¡Para pintar no necesitas la mano!”1

Portrait of Renoir by Marie-Félix Hippolyte-Lucas
Retrato de Renoir, por Marie-Félix Hippolyte-Lucas

Durante el Congreso Europeo de Reumatología de 1995 en Amsterdam, el nieto de Renoir reveló varios aspectos de la vida del artista con artrítis reumatoide y fotografías.

Desde ahora será difícil ver otra pintura de Renoir de la misma forma.

Sitio oficial galería.

 

Artricenter, mejoramos sin dañar

¡Acuda al dentista para ayudar a controlar la artritis reumatoide!

¡Usted debe estar preguntándose qué tiene que ver un dentista con el control de la Artritis Reumatoide (AR)! De hecho, el dentista tiene mucho que aportar, y esto se conoce desde tiempos ancestrales. Hipócrates había declarado que la eliminación de dientes en mal estado cura la artritis. En 1818, Benjamin Rush dijo que el reumatismo se puede curar mediante la eliminación de dientes infectados.
En 1919,  Edward C. Rosenhow dio un paso más y demostró que la inyección de un granuloma apical de los dientes extraídos causa artritis en los conejos.

Mark Bartold, un periodoncista y el director del Centro de Investigación Dental Colgate en la Universidad de Adelaida presentó el estudio de un grupo de ratones con periodontitis preexistente y su relación con Artritis Reumatoide en el Congreso Europeo Anual de Reumatología en 2011. Sus experimentos mostraron que los ratones con periodontitis y que tienen AR, exhibieron inflamación de las articulaciones más severa que los ratones sólo con AR. La Artritis Reumatoide en ratones con ambas condiciones tiene un avance más rápido que en ratones sólo con artritis reumatoide o sólo con periodontitis.

¿Qué es la enfermedad periodontal? La palabra periodontal significa literalmente “alrededor de los dientes”. La enfermedad periodontal es la infección de los tejidos alrededor de las encías, es decir, los dientes y los huesos alrededor de los dientes. Las bacterias de la placa dentobateriana causan la infección de las encías. Las bacterias que se establecen en el espacio entre el diente y la encía forman una bolsa y llegan incluso a destruir el hueso subyacente.

Estudios e investigaciones recientes han demostrado que las bacterias implicadas en la infección periodontal puede dar lugar a anticuerpos anti-CCP y puede desencadenar y/o empeorar la artritis reumatoide. El trabajo de Mark Bartold en ratones es sólo uno de los estudios que lo muestran. Las personas con enfermedad de las encías tienen un riesgo 2,2 veces mayor de tener AR que la población en general. Gersuk, VH y sus colegas estudiaron a 6616 individuos en el Condado de Olmsted, Minnesota. Que fueron evaluados para la enfermedad periodontal, RA y anticuerpos anti-CCP. El estudio demostró que la periodontitis leve a moderada es un factor de riesgo de desarrollar AR. La periodontitis y el tabaquismo se encuentran asociados con anticuerpos anti-CCP.

Entonces, ¿de qué manera la infección periodontal causa anticuerpos anti-CCP o inflamación de las articulaciones? Porphyromonas Gingivalis es una bacteria asociada con la infección dental que se conoce como periodontitis. Esta bacteria produce una enzima llamada peptidil arginina deiminasa (PAD). La hipótesis es que esta enzima producida por las bacterias en la cavidad oral se difunde en la sangre y llega a las articulaciones. Actúa en diversas proteínas y las vuelve citrulinadas. Una vez en las articulaciones, puede conducir a un aumento de las proteínas citrulinadas en la articulación. El cuerpo reconoce estas “proteínas citrulinadas” como “ajenas” y lanza un ataque inmunológico. Las células inmunes producen anticuerpos para estas proteínas citrulinadas es decir anticuerpos anti-CCP.

Ahora bien, ¿Esto significa que el cuidado de la infección periodontal controla o disminuye la AR? Si, en efecto. Eso debe haber sido la razón por la Hipócrates y Benjamin Rush dijo que el cuidado de las infecciones dentales cura el reumatismo. El efecto benéfico de la minociclina sobre la AR puede ser debido a su efecto antibacteriano en las bacterias dentales.

El Dr. Nabil F. Bissada llevó a cabo un elegante estudio en pacientes con AR en los DMARD y biológicos anti-TNF. Un grupo de pacientes fue tratado de una infección periodontal y se comparó con el grupo que no fue tratado por el mismo. Se encontró que las terapias no quirúrgicas periodontales tienen un efecto beneficioso sobre los signos y síntomas de la AR, a pesar de los medicamentos utilizados para tratar esta condición.

  • DMARD, del inglés Disease Modifying AntiRheumatic Drugs, que significa Medicamento Antireumático Modificador de la Enfermedad.
  • Anti-TNF, del inglés anti-Tumor Necrosis Factor, que se traduce como anti-Factor de Necrosis Tumoral.
  • Anti-CCP, del inglés anti-cyclic citrullinated peptide, que significa anti-péptido cíclico citrulinado.

Por lo tanto, si usted tiene AR:
Cepille sus dientes y use hilo dental con regularidad.
Consulte a un profesional dental dos veces al año.
Si desarrolla enfermedad de las encías, consultar a un periodoncista.
Si usted tiene un familiar cercano con AR, la higiene bucal y el cuidado dental es muy importante ya que la infección dental puede aumentar su riesgo de desarrollar AR en el futuro.

 

Artricenter, mejoramos sin dañar

 

Referencias:
1. Edward C Rosenhow J Dental Res. 1, 205-265, 1919
2. Pre-existing periodontitis exacerbates experimental arthritis in a mouse model. Cantley D M, Haynes d R, marino V, P. Mark Bartold. Journal of Clinical Periodontology Volume 38, Issue 6, pages 532–541, June 2011
3. Molitor et al. Moderate to Severe Adult Periodontitis Increases Risk of Rheumatoid Arthritis in Non-Smokers and Is Associated with Elevated ACPA Titers: The ARIC Study” abstract #1160 ACR 2009
4. Periodontal Therapy Reduces the Severity of Active Rheumatoid Arthritis in Patients Treated With or Without Tumor Necrosis Factor Inhibitors. Bissada NF et al Journal of Periodontology. Vol. 80, No. 4, Pages 535-540, April 2009

Traducido de: http://wp.me/pEF1Q-2y

A %d blogueros les gusta esto: