Acerca de Centro Médico de Enfermedades Reumáticas. Artricenter.

Artricenter es el primer Centro Médico de Enfermedades Reumáticas en México que brinda un Programa de Atención Integral a pacientes con artritis reumatoide, osteoartritis y fibromialgia, mejorándolos sin dañar.

Artricenter: Pasar un rato de diversión puede traer beneficios para una enfermedad reumática

pareja-divirtiendose-moto-ella-brazos-abiertos

Jugar con una pelota, dibujar garabatos en una hoja de papel, planear las vacaciones de tus sueños o cualquier cosa agradable que interrumpa tu rutina y que puedas considerar divertida te puede beneficiar, ya que se ha demostrado que jugar o divertirse puede reducir la tensión y el dolor, además de que te dará energía y optimismo.

Incorporar el juego en tu rutina puede ser muy fácil, puedes sentarte en algún lugar cómodamente, calmar tus pensamientos y empezar a visualizar algún recuerdo positivo.

También puedes elegir actividades como tomar clases de repostería, sacar a pasear a tu mascota o reunirte con amigos.

Lo importante es buscar algo novedoso y diferente que te llegue a interesar y no seguir la misma rutina de cada día.

Mejoramos sin dañar

Página oficial: https://www.artricenter.com.mx/

Artricenter: 6 tips para disminuir el dolor de la espalda en la fibromialgia

No existe alguna manera segura de prevenir el dolor de espalda sobre todo con la edad o con la Fibromialgia, pero si hay 6 cosas que puedes hacer para reducir el riesgo de padecerlo.

DOLOR ESPALDA LUMBAR

1. Comienza el día con alguna actividad suave y lenta en la mañana para que ayudes a despertar tus articulaciones y músculos cansados, también puede ser de utilidad tener respiraciones profundas al despertar.

2. Elije un calzado cómodo y bien acolchonado, con esto se reducirá el impacto cuando estés caminando y ayudara a proteger la espalda, la cadera y las rodillas.

3. Si en tu trabajo pasas muchas horas sentados, asegúrate de que tu silla tenga un respaldo recto, un asiento ajustable y apoya-brazos, si lo necesitas coloca una toalla enrollada detrás de la parte baja de la espalda.

4. Cuando vayas a levantar algo acércate al objeto que vas a levantar y mantén los codos lo más cerca de tu tronco tratando de no estirar los brazos lejos de tu cuerpo, dobla las rodillas y levántate con las piernas.

5. Si vas a manejar mueve tu asiento hacia adelante para que no tengas que encorvarte para llegar al volante y coloca una toalla enrollada, una almohada pequeña u otro soporte lumbar en tu espalda baja.

6. Duerme de lado o en posición fetal colocando una almohada entre las rodillas para mantener tu espalda en una buena posición, si duermes boca arriba usa la almohada debajo de las rodillas.

Mejoramos sin dañar

Página oficial: https://www.artricenter.com.mx/

Artricenter: Osteoartrosis de la columna vertebral

La artritis de la columna vertebral es una de las causas frecuentes de dolor de espalda. La artritis de la columna vertebral es la ruptura mecánica del cartílago entre las articulaciones facetarias alineadas en la parte de atrás (posterior) de la columna que con frecuencia causa dolor inducido mecánicamente.

osteoartritis-columna-vertebral-artricenter

Las articulaciones facetarias (también llamadas carillas articulares, articulaciones vertebrales o articulaciones cigapofisarias) se inflaman y la degeneración articular progresiva crea más dolor por fricción. La movilidad y flexibilidad de la espalda disminuyen en proporción a la progresión del dolor de espalda inducido mientras la persona está parada, sentada, e incluso caminando.

Con el paso del tiempo, generalmente se forman espolones óseos (pequeños crecimientos irregulares sobre los huesos también llamados osteofitos) en las articulaciones facetarias e incluso alrededor de las vértebras espinales. Estos espolones son una respuesta a la inestabilidad articular y el intento de la naturaleza para ayudar a devolver la estabilidad a la articulación.

El agrandamiento de las estructuras óseas normales indica degeneración de la columna vertebral. Los espolones óseos también se consideran una parte normal del envejecimiento y no causan dolor directamente, pero pueden crecer tanto que causan irritación o aprisionan los nervios que pasan por las estructuras de la columna, y esto puede resultar en una disminución del espacio para que pasen los nervios (estenosis espinal).

La osteoartrosis en la columna vertebral se divide anatómicamente en:

  • Osteoartrosis de la parte inferior de la espalda (columna lumbar), a veces llamada artritis lumbosacra, que produce rigidez y dolor en la parte inferior de la columna vertebral y en la articulación sacroilíaca (entre la columna vertebral y la pelvis).
  • Osteoartrosis de cuello (columna cervical), a veces llamada espondilosis cervical (“espondi” implica la columna, y “osis” es una condición anormal), que puede causar rigidez y dolor en la parte superior de la columna, cuello, hombros, brazos, y cabeza.

Mejoramos sin dañar

Página oficial: https://www.artricenter.com.mx/

Artricenter: ¿Cómo proteger sus articulaciones si padece Osteoartrosis?

No hay que forzar una articulación cuando esté pasando por una crisis artrósica.

Si tiene afectada una articulación importante (cadera, rodilla y tobillo), el reposo es muy importante. Permitirá la reparación de su cartílago. De esta forma, podrá por ejemplo, utilizar muletas, carritos de supermercado o carritos de equipajes para no aumentar el peso que soportan sus articulaciones.

Carrito-Coche-De-Mercado-Roy-Modelo-Seorita-Fijo-20150129153009

Sin embargo, el tiempo de reposo no debe ser excesivo Tiene que intentar mantener su musculatura. De esta forma, cuando deje de dolerle, tiene que mantener la flexibilidad de su articulación con estiramientos y ha de protegerla entrenando sus músculos. La natación y la gimnasia en el suelo son dos deportes recomendables, pero todo está permitido siempre que la postura de pie no sea excesiva.

No “estrese” su cuerpo

Haga una pausa después de cada esfuerzo.
Utilice su espalda, sus brazos y sus piernas de forma que evite forzar sus músculos y articulaciones.

Utilice aparatos útiles, como un carrito de la compra, para trasportar sus compras. Un asidero fijado en la pared de la ducha le permitirá entrar y salir de la bañera más fácilmente.

Evite mantener la misma posición durante mucho tiempo.

No dude en utilizar un bastón para aliviar sus articulaciones durante sus desplazamientos.

barra-asidero

Haga ejercicio

El ejercicio físico en una persona que tenga las articulaciones afectadas por la osteoartrosis es útil y muy recomendable.

pool1.jpg

La actividad física (fuera de las crisis inflamatorias) permite aliviar el dolor, prevenir los daños articulares y adelgazar en caso de sobrecarga ponderal, reduciendo las tensiones que afectan a las articulaciones.

La actividad física refuerza los músculos y los tendones, lo que permite al cuerpo soportar mejor las sacudidas articulares provocadas por el ejercicio. Por otra parte, cuando se produce un impacto violento (una caída, por ejemplo), una articulación con buenos músculos está siempre mejor protegida.

¿Qué tipos de ejercicios se pueden hacer cuando se tiene artrosis?

  • Algunos ejercicios sencillos permiten aliviar la rigidez y mantener el movimiento de la articulación (ejemplo: ejercicios de amplitud de movimiento del hombro trazando un círculo con el brazo, sin forzar).
  • Otros ejercicios permiten mantener la flexibilidad de los tendones y la fuerza muscular (ejemplo: los ejercicios de flexibilidad, la natación, los paseos, el aerobic, el ciclismo, e incluso algunos ejercicios de resistencia utilizando cintas elásticas o pesos bastante ligeros).
  • En todo caso, es necesario que consulte a su médico antes de comenzar un programa de ejercicios.

¿Qué tipos de ejercicios se tienen que evitar cuando se tiene artrosis?

  • Conviene evitar la práctica de una actividad que puede traumatizar más una articulación ya fragilizada, pero es posible continuar practicando un deporte regularmente siempre y cuando se practique de forma razonable, se asegure de tener la técnica adecuada en los gestos y un material de buena calidad.
  • Es preferible evitar los cambios bruscos en la intensidad y la duración de los ejercicios, causas frecuentes de heridas de las articulaciones. También es imperativo comenzar y terminar progresivamente su sesión de actividad física. Se recomienda realizar un buen calentamiento antes de empezar el ejercicio e ir parando de forma progresiva.
  • Los deportes que causan heridas repetidas pueden acelerar el desgaste del cartílago cuando se practican de forma intensiva: gimnasia, hockey o baile clásico.
    En caso de dolores en la espalda, es mejor evitar las actividades como el esquí o la equitación.

Relájese

la-mejor-técnica-de-relajación

Relajar los músculos que rodean la articulación hinchada alivia el dolor.

¿Cómo relajarse?

  • Concéntrese en ejercicios de respiración y vuelva a descubrir las sensaciones de su cuerpo.
  • Existen cintas y CD de relajación.
  • Relájese y dedique tiempo a la meditación.
  • Créese un universo interior de bienestar imaginando actividades agradables (playa, submarismo, etc.)

La aplicación de calor también puede ayudarle a relajar los músculos y aliviar el dolor articular.
La aplicación de frío ayuda a reducir el dolor y la inflamación.

Vigile su alimentación

Si la osteoartrosis afecta a una articulación como la cadera o la rodilla, puede ser beneficioso seguir una orientación nutricional para reducir el peso que soportan sus articulaciones. Pero antes de tomar una decisión así, debe consultarlo con su médico y nutriólogo.
Éste podrá aconsejarle el tipo de régimen que puede realizar y seguir su progresión.

Sea actor de su propio tratamiento

Su función es clave en la vigilancia de su propia osteoartrosis.

Es muy importante que usted:

  • No dude en consultar a su médico en cuanto alguno de los elementos de su auto-evaluación pone de manifiesto una modificación negativa.
  • Realice todos los controles radiológicos que permitan seguir verdaderamente la osteoartrosis. La frecuencia del seguimiento radiológico viene dada por los síntomas.
  • siga el tratamiento recetado. Es muy útil conocer el nombre y la dosis de los medicamentos prescritos por su médico.

Mejoramos sin dañar

Página oficial: https://www.artricenter.com.mx/

Artricenter: Evolución de la osteoartrosis

osteoartritis

Es probable que, al principio, una afección del cartílago pueda ser totalmente reversible, gracias a las capacidades de cicatrización de las lesiones, especialmente en los jóvenes.

Una vez que estas lesiones son muy importantes, y sobre todo a partir de cierta edad, será difícil para el organismo reparar las lesiones; la osteoartrosis evolucionará, así pues, hacia una agravación, es decir, una perdida cada vez más importante del cartílago.

Esta pérdida de cartílago evoluciona clínicamente según 3 modalidades:

una agravación lentamente progresiva en varias décadas; o, por el contrario, una agravación extremadamente rápida que termina con una pérdida del cartílago en 12 ó 24 meses (en este último caso se habla de “osteoartrosis destructiva rápida”); o incluso una forma intermedia en la que la evolución está salpicada de períodos en los que la osteoartrosis evoluciona de forma extremadamente rápida y, otros en los que, al contrario, evoluciona muy poco.

La osteoartrosis no evoluciona de forma uniforme, sino que es imprevisible. Puede permanecer silenciosa durante mucho tiempo y no volver a manifestarse incluso cuando la articulación está muy deteriorada en las radiografías. Pero también puede agravarse rápidamente durante varias semanas, o incluso varios meses, en un estadio en el que las radiografías son casi normales. Y este desequilibrio entre el dolor y los signos radiológicos es el que hace que la osteoartrosis sea tan difícil de comprender y evaluar.

¿Por qué se da este desequilibrio?

El acceso de osteoartrosis traduce unas modificaciones de estructura y luego una destrucción de la superficie del cartílago, con producción de desechos.

Al principio, el grosor del cartílago sigue siendo el mismo, y las radiografías son normales. Los desechos y las enzimas de degradación liberadas son muy irritantes para las articulaciones. En consecuencia, estas últimas fabrican una mayor cantidad de líquido sinovial (del que normalmente sólo hay una pequeña cantidad), lo que permite la dilución de sustancias irritantes y la lubricación de la articulación lesionada.

Si estas lesiones persisten y se agravan, si no se trata la articulación y/o si ésta no se pone en reposo completo o relativo (utilización de un bastón para aliviar las articulaciones), el cartílago no tiene su resistencia habitual, las sustancias irritantes continúan su acción de degradación y la circulación lenta no puede realizarse correctamente, el dolor se prolonga.

Gracias al reposo de sus articulaciones durante una crisis artrósica (asociado o no a un tratamiento), éstas pueden “auto-limpiarse” y cicatrizar mejor: el cartílago recupera su firmeza de superficie. Incluso si aparece más fino en las radiografías, garantiza una función normal. Tras algunos días de tratamiento y/o reposo, podrá retomar sus actividades habituales.

La evolución se realiza, en una sucesión de crisis dolorosas separadas por intervalos de una duración variable, hasta el estado de ulceración cartilaginosa. En este estadio, el cartílago ha desaparecido y una parte del hueso estará expuesta, y los dolores pueden intensificarse. En ocasiones, las crisis se hacen más lentas, o incluso desaparecen, sustituidas por dolores proporcionales al tiempo de la marcha y la posición de pie.

A veces pueden transcurrir veinte años entre el inicio de la primera crisis y la destrucción del cartílago.

Sin embargo, los dolores provocados durante los accesos de osteoartrosis no siempre son muy fuertes, y en algunos casos se pueden pasar por alto, lo que puede hacer que la osteoartrosis se descubra en un estadio avanzado.

Es importante saber, por lo tanto, que no es normal tener dolores regulares en una articulación. Es imperativo hacer un balance con el médico lo antes posible.

Si lo estima necesario, le mandará hacer radiografías estándar que servirán para realizar un seguimiento regular.

¿Cómo progresan los signos radiológicos?

Generalmente, las lesiones radiográficas aumentan progresivamente, de forma lenta. Sin embargo, el ritmo de esta progresión puede ser muy variable. En los casos extremos, algunas osteoartrosis pueden permanecer estables durante décadas, o progresar muy rápidamente hasta la destrucción completa del cartílago en pocos meses. Actualmente es difícil, o incluso imposible, predecir a qué velocidad evolucionará su osteoartrosis.

Por otra parte, la evolución de los dolores y la impotencia no es sistemáticamente proporcional a la importancia de las lesiones.

Mejoramos sin dañar

Página oficial: https://www.artricenter.com.mx/