Acerca de Centro Médico de Enfermedades Reumáticas. Artricenter.

Artricenter es el primer Centro Médico de Enfermedades Reumáticas en México que brinda un Programa de Atención Integral a pacientes con artritis reumatoide, osteoartritis y fibromialgia, mejorándolos sin dañar.

Consejos para superar el déficit de ácidos grasos omega 3

omega

Los ácidos grasos omega 3 deben ser obtenidos preferentemente de alimentos naturales.

Los complementos alimenticios solo deben suministrarse en la medida que sean necesarios.

Hay varios alimentos que contienen ácidos grasos omega-3:

  • Peces: La caballa, el arenque, el salmón salvaje, el atún, las sardinas y anchoas se encuentran entre los pescados ricos en omega 3. Contienen los ácidos grasos EPA y DHA.

Nota: Muchos de los ácidos grasos de pescado que contienen omega3 crecen en agua contaminada con mercurio, por lo tanto, se debe preferir el pescado capturado en alta mar.

  • Frutos secos y semillas: Las nueces, las semillas de chía, semillas de lino, nueces de Brasil, semillas de calabaza, castañas de cajú o anacardos y avellanas tienen ácidos grasos omega 3 en forma de ALA.

 Nota: La linaza debe ser molida antes de comerse, de modo que los ácidos grasos omega-3 pueden ser absorbidos mejor.

  • Verduras: Especialmente las verduras de hojas verdes, son una buena fuente de ALA, las coles de Bruselas, col rizada, la espinaca y el berro proporcionan ácidos grasos omega-3.
  • Aceites: Muchos aceites vegetales contienen ácidos grasos omega-3 en su mayoría en forma de ALA, como el aceite de linaza.

Los huevos contienen ácido graso omega-3 ALA.

Debes evitar alimentos procesados aun que contengan ácidos grasos Omega-3, porque pueden tener un efecto negativo sobre el cuerpo.

El déficit de ácidos grasos omega-3 agrava los problemas mentales

Los alimentos con ácidos grasos omega-3 deben ser consumidos a diario.

Además, la proporción de ácidos grasos omega-6 omega-3 es importante. Dicha proporción es clave para mantener la salud.

Un mayor consumo de Omega-6 puede reducir la cantidad de ácidos grasos omega-3 en el cuerpo.

Ácidos omega-6 grasos se incluyen entre otros en los alimentos fritos y aceites comestibles tales como aceite de maíz, aceite de cártamo, aceite de girasol y aceite de soja.

Descubre las diferencias entre artritis y artrosis

ar&artrosis

Artritis

¿Qué es? Enfermedad inflamatoria de causa inmunológica que afecta a articulaciones.

Síntomas:

  • Inflamaciónde articulaciones (calor, rubor, aumento de tamaño y dolor).
  • Destrucción de articulaciones.

¿Puede prevenirse? No, o no sabemos cómo.

Artrosis

¿Qué es? Degeneración del cartílago articular.

Síntomas:

  • Dolor e impotencia funcional.
  • Inflamación (más moderada que en artritis).

¿Puede prevenirse?

  • Evitar el sobrepeso y las lesiones.
  • Musculatura adecuada.

Mejoramos sin dañar

3 preguntas frecuentes de la artritis psoriásica

1. ¿Qué es la artritis psoriásica?

La psoriasis es una enfermedad en la cual parches rojos y blancos escamosos se desarrollan en la piel. La psoriasis es causada por el sistema inmunológico del cuerpo que va a toda marcha para atacar la piel. Algunas personas con psoriasis también pueden desarrollar artritis psoriásica, cuando el sistema inmunológico ataca las articulaciones, así, causando inflamación. Al igual que la psoriasis, los síntomas de la artritis psoriásica estallan y desaparecen, varían de una persona a otra, e incluso cambian de ubicación en la misma persona con el tiempo.  La artritis psoriásica puede afectar cualquier articulación del cuerpo, y puede afectar sólo una, varias articulaciones conjuntas o múltiples articulaciones. Por ejemplo, puede afectar a una o ambas rodillas. Dedos de manos y pies pueden parecerse salchichas hinchadas afectados, una condición a menudo referidos como dactilitis.Finger y uñas de los pies también pueden verse afectadas. La artritis psoriásica en la columna vertebral, llamado espondiloartritis, causa dolor en la espalda o el cuello, y la dificultad de flexión.La artritis psoriásica también puede causar puntos sensibles donde los tendones y los ligamentos se unen a los huesos. Esta condición, llamada entesitis, puede resultar en dolor en la parte posterior del talón, la planta del pie, alrededor de los codos o en otras áreas. Entesitis es uno de los rasgos característicos de la artritis psoriásica. Investigaciones recientes sugieren que la inflamación persistente de la artritis psoriásica causa daño articular más tarde, el diagnóstico preciso tan temprano es esencial.Afortunadamente, hay tratamientos disponibles y eficaces para la mayoría de la gente.

2. ¿Qué causa la artritis psoriásica?

Qué causa la artritis psoriásica no se conoce con exactitud. De las personas con artritis psoriásica, el 40 por ciento tienen un familiar con psoriasis o la artritis, lo que sugiere la herencia puede jugar un papel. La artritis psoriásica también puede resultar de una infección que activa el sistema inmune. Aunque la psoriasis en sí no es contagiosa, puede ser provocada por una infección de garganta por estreptococos.

3. ¿Cómo se diagnostica la artritis psoriásica?

Para diagnosticar la artritis psoriásica, reumatólogos buscan articulaciones inflamadas y dolorosas, ciertos patrones de la artritis y de la piel y las uñas cambios típicos de la psoriasis. Los rayos X a menudo se tienen que buscar el daño articular. MRI, ultrasonido o tomografía computarizada se puede usar para mirar las articulaciones con más detalle. Los análisis de sangre se pueden hacer para descartar otros tipos de artritis que tiene signos y síntomas similares, incluyendo la gota, la osteoartritis y la artritis rheumato i d. En los pacientes con artritis psoriásica, análisis de sangre pueden revelar altos niveles de inflamación y anemia leve. De vez en cuando se requieren biopsias de piel (pequeñas muestras de retirado por análisis de la piel) para confirmar la psoriasis.

artricenter

Mejoramos sin dañar

10 CAUSAS DE LA FATIGA EN LA ARTRITIS REUMATOIDE

Todos nos hemos sentido cansados alguna vez en nuestras vidas; sin embargo, el cansancio que experimentan las personas con Artritis Reumatoide suele ser muy diferente al cansancio “convencional”.

Una persona sana puede sentirse agotada después de un día de arduo trabajo, pero se recupera descansando o durmiendo. Una persona con Artritis Reumatoide se puede sentir exhausto día tras día aún sin haber realizado ningún esfuerzo, y no importa cuánto logre dormir o descansar, pues su fatiga no se va.

La Artritis Reumatoide puede presentar periodos de agotamiento total, que aparecen de forma imprevista y se vuelven una complicación para la realización de las tareas diarias.

Uno de los principales problemas de la fatiga es que es un síntoma invisible, pues no hay una prueba contundente que demuestre que está presente; es por esto que los familiares o amigos de la persona que la padece, no pueden comprender ni darse una idea de cómo es que se siente, a menos que la persona lo exprese.

fatigaartritis

¿CÓMO SE SIENTE LA FATIGA EN LA ARTRITIS REUMATOIDE?

Algunas personas lo describen como un cansancio donde el cuerpo no obedece al cerebro, pues se quieren mover, pero sienten que llevan piedras pesadas en los pies y en los brazos; y cualquier movimiento mínimo, como peinarse o bañarse, puede resultar enormemente complicado.

El cansancio de la Artritis Reumatoide también es comparado con la sensación que tenemos cuando nos ha azotado una fuerte gripe o a cómo nos sentimos después de haber hecho ejercicio muy extenuante; las personas con esta fatiga pueden incluso llegar a sentir que les falta el aliento.

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DE LA FATIGA EN LA ARTRITIS REUMATOIDE?

Existen muchas razones por las que una persona con Artritis Reumatoide puede sentirse agotada, por ejemplo:

  1. La enfermedad se encuentra activa. Podemos saber que la enfermedad está activa cuando presentamos inflamación en las articulaciones. Los tejidos inflamados contienen unas sustancias llamadas citoquinas, las cuáles son similares a las sustancias químicas liberadas en las enfermedades virales como el resfriado y la gripe, y causan fatiga extrema.
  2. Alteraciones del sueño. El dolor, el estrés y la ansiedad pueden interrumpir el sueño por la noche, lo que, a su vez, conduce a la fatiga. A pesar de ello, muchas personas han expresado que se sienten cansadas aún tras haber dormido toda la noche.
  3. Dolor. Sentir dolor durante todo el día puede ser extremadamente agotador. Una persona con Artritis Reumatoide experimenta constantes crisis de dolor, lo que le hace difícil moverse e incluso pensar. El cansancio ocasionado por el dolor afecta el estado físico y mental de la persona.
  4. Anemia. La anemia es también una causa común de la fatiga. Las personas con Artritis Reumatoide son más susceptibles a padecerla, de hecho, se calcula que 8 de cada 10 personas con Artritis Reumatoide son anémicas. La anemia es una afección donde el cuerpo carece de glóbulos rojos sanos, que son los que suministran el oxígeno a los tejidos del cuerpo.
  5. Exageración en las actividades cotidianas. Una persona con Artritis Reumatoide debe aprender a administrar su energía; hay ocasiones en que sobre exige a su cuerpo más allá de lo que puede o debe dar, y al día siguiente la fatiga (al igual que dolor y rigidez) es tal, que no se puede ni levantar de la cama.
  6. Disminución de la actividad. Muchas personas con Artritis Reumatoide comienzan a evitar el movimiento por la rigidez y dolor articular. El resultado de esta inactividad conlleva a la pérdida de masa muscular, lo que significa un mayor esfuerzo para realizar sus. El ejercicio es fundamental para mantener unos músculos fuertes que den soporte a las articulaciones afectadas y faciliten la realización de las actividades diarias.
  7. Depresión. La depresión provoca fatiga y, a su vez, la fatiga provoca depresión. Una persona puede fatigarse debido a cómo se siente emocionalmente. Los sentimientos de depresión, preocupación y tristeza pueden agotar la energía.
  8. Causas ambientales. Las condiciones ambientales como las temperaturas extremas, muebles incómodos, el tránsito pesado, una ventilación pobre, puede provocar que la fatiga, tanto física como mental, se intensifique en las personas con Artritis Reumatoide.
  9. Estrés y ansiedad. La reacción natural de nuestro cuerpo ante el estrés, es la liberación de adrenalina, cuya función es preparar al cuerpo para hacer frente a una crisis. Cuando se libera adrenalina, los músculos, el corazón y los pulmones trabajan duramente y la mente se mantiene en alerta. Esta situación suele causar cansancio físico y mental.
  10. Medicamentos. Ciertos medicamentos utilizados para la Artritis Reumatoide pueden empeorar la fatiga. Los analgésicos pueden causar somnolencia en interferir en la concentración; los medicamentos anti inflamatorios también pueden interferir con la atención y provocar mareos. Por eso la mejor opción es buscar medicamentos que no provoquen efectos secundarios (como los fitomedicamentos).

Ejercicios recomendados para la Artritis

Además de tomar las medicinas apropiadas el ejercicio es muy importante en el manejo de los síntomas de la artritis.

Los ejercicios diarios, tales como caminar o nadar, ayudan a mantener las articulaciones en movimiento, reducen el dolor y fortalecen los músculos alrededor de las articulaciones.

El descanso también es importante para las articulaciones afectadas por la artritis.

Hay tres tipos de ejercicios recomendados para las personas con artritis:

  • Ejercicios de movimientos amplios (por ejemplo, bailar) ayudan a safe_image (3).pngmantener el movimiento normal de las articulaciones y alivian la rigidez. Este tipo de ejercicios
    también le ayudan a mantenerse flexible.

 

 

 

  • Ejercicios de fortalecimiento (DE BAJA INTENSIDAD) ayudan a mantener o aumentar safe_image (4).pngla fortaleza de los músculos. Los músculos fuertes pueden ayudar a apoyar y proteger las articulaciones afectadas por la artritis.

 

 

 

  • Tanto ejercicios anaeróbicos y aeróbicos con vigilancia adecuada mejoran el estado safe_image (5).pngcardiovascular, ayudan a controlar el peso y mejoran la función general. Algunos estudios muestran que los ejercicios aeróbicos también pueden reducir la inflamación en algunas articulaciones.

 

 

Antes de empezar cualquier programa de ejercicios hable con su médico o especialista en el cuidado de la salud.

 

Fuente: http://www.geosalud.com/artritis/artritisconsejos.htm