Artritis reumatoide y los dispositivos de apoyo

En el tratamiento no medicamentoso de la artritis reumatoide están incluidas las medidas generales relacionadas con la educación sanitaria, los consejos sobre el estilo de vida, el manejo del reposo, el ejercicio físico, la fisioterapia y el empleo de dispositivos ortopédicos o de ayuda, todos ellos en conjunto permiten aliviar los síntomas de la enfermedad, su control y mejorar su pronóstico, produciendo un impacto positivo en la calidad de la vida de los pacientes, para que el enfermo pueda participar en los quehaceres domésticos, la vida familiar, laboral y social.

Los dispositivos de apoyo y los aparatos ortopédicos, ayudan a encontrar el equilibrio entre el uso de una articulación adolorida y su descanso, reducen la tensión en una articulación al transferir el peso fuera de la misma, evitan la sobrecarga articular como por ejemplo una muleta de antebrazo o el uso de un bastón para descargar una  rodilla o cadera afectada, aceleran la recuperación funcional de una articulación con limitaciones en el movimiento, evitan la adopción de las «posiciones viciosas» y previenen el desarrollo de deformidades en las articulaciones afectadas por la enfermedad.

Existen un gran grupo de estos aditamentos, los que se adhieren al cuerpo como son las férulas, ortesis, zapatos ortopédicos entre otros, los que usa un enfermo cuando los requiere como son los bastones, las muletas, los utensilios de mango grueso y los que modifican el medio físico como los asientos de inodoro elevado que son útiles en el caso de una rodilla o una cadera adolorida, las cerraduras especiales, las rampas que sustituyen las escaleras, entre muchos otras.

Las personas con artritis reumatoide pueden requerir en algún momento de la evolución de su enfermedad reumática el uso de algún tipo de dispositivo auxiliar que pueden ser de uso temporal como por ejemplo cuando se requiere del uso de un collarín cervical para proteger el cuello, otros de manera permanente como las plantillas para pies y otros cuando se realizan determinadas actividades dentro de los que se encuentran las muletas o bastones o las rodilleras para caminar, subir y bajar escaleras o hacer otros ejercicios.

Todos estos medios auxiliares deben ser recomendados solamente por el reumatólogo y el terapeuta de acuerdo a las manifestaciones y necesidades específicas de cada paciente.

Mejoramos sin dañar

Página oficial: https://www.artricenter.com.mx/

Facebook: https://www.facebook.com/Artricenter/

Twitter: https://twitter.com/Artricenter

Instagram: https://www.instagram.com/artricenter/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s