Algunos consejos que debemos tener en cuenta cuando hacemos nuestros germinados en el hogar

– Guardar correctamente las semillas, pues el riesgo de contaminación es igual para las procedentes de la agricultura biológica como de la convencional.

Las semillas germinadas deben guardarse para evitar la proliferación de bacterias en un recipiente cerrado dentro del frigorífico, no en bolsas de plástico. Si se cierra herméticamente, deben airearse al menos una vez al día para evitar que se deshidraten.

– Para intensificar el color verde de los germinados, colóquelos debajo de una fuente de luz, de esta forma la clorofila, recién sintetizada tiene mejor sabor, es más suave y más fresca.

– Las semillas que no germinen deben desecharse.

– Las semillas de solanáceas (tomate, pimiento, berenjena, patata, etc.) resultan tóxicas y no se pueden hacer germinados de ellas. 

– La vida media se sitúa entre 7 y 10 días a una temperatura entre 2 y 10 grados por lo que no debe guardarlos más de 10-14 días, si lo que pretendemos es aprovechar el potencial vitamínico, enzimático y mineral.

– Utilizar semillas especializadas para el cultivo de brotes.

– Cambiar el agua del proceso de germinación a diario.

– Enjuagar los brotes antes de consumirlos.

– Las semillas deben ser adquiridas   por un buen conocido proveedor.

– Se ha propuesto una desinfección inicial de las semillas antes de germinar de 90 s en un baño de agua hirviendo a   90° C, seguida de inmersión en agua helada por 30 s.

-Cuidar del calor, puede ser necesario un ventilador y/o en los brotes cada 5 horas, en caso de que el lugar donde se encuentren sea muy caluroso.

– Lo ideal es consumir los germinados crudos para evitar la degradación de las vitaminas y enzimas, pero la cáscara de algunas legumbres y cereales resulta dura, de forma que se cuecen a baja temperatura (inferior a 40 °C), o bien escaldarlos con agua caliente a 100ºC, durante unos segundos, para hacerlas más apetecibles.

– Las semillas germinan a temperatura ambiente.

– Usar  preferiblemente semillas de la agricultura biológica, disponibles en comercios especializados.

– Si usa semillas convencionales, cerciórese de que no estén tratadas con pesticidas u otros productos químicos.

– Guardar correctamente las semillas, pues el riesgo de contaminación es igual para las procedentes de agricultura biológica como la convencional.

– Para los cereales y leguminosas, pueden emplearse las que se venden para consumo alimenticio.

– Se pueden mezclar varios tipos de germinados así descubriremos nuevos sabores y obtendremos más beneficios nutricionales.

Mejoramos sin dañar

Página oficial: https://www.artricenter.com.mx/

Youtube: https://www.youtube.com/c/ArtricenterMéxico

Facebook: https://www.facebook.com/Artricenter/

Twitter: https://twitter.com/Artricenter

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s