¿Cómo elaborar sus propios germinados?

Germinar es esencialmente la práctica de germinar semillas para que resulten más fáciles de digerir y para sacar el máximo provecho de todos sus nutrientes, pues son un alimento con alto contenido en vitaminas, aminoácidos, minerales y fibra, con poco aporte calórico.

Beneficios de hacer los germinados en casa:

1- Es rápido y sencillo, en menos de 1 semana puedes estar disfrutando de todas sus propiedades.

2- Los puede cultivar durante todo el año.

3- Su cultivo ocupa poco espacio.

4- Permite cultivar parte de tu comida sin necesidad de un jardín.

5 Ayuda a disminuir los impactos ambientales derivados del transporte de la comida.

6- Es más económico, comprar los germinados ya preparados resulta costoso, sin embargo, las semillas son baratas y permiten producir grandes cantidades de brotes, pues multiplican hasta 15 veces su tamaño.

7- Permite usar una mayor variedad de germinados, según su necesidad y gustos personales.

8- Poder disfrutar del sabor fresco de los condimentos, como la albahaca o el cilantro, cebolla, cebollín y ajo.

9- Son muy beneficiosos para la salud, por tener un contenido nutricional muy alto y más fáciles de asimilar por nuestro cuerpo.

10- Se pueden usar en sopas, consomés, guarniciones, cremas, batidos, bebidas frías, salsas, etc.

11- No se expone usted ni su familia a pesticidas y otras sustancias químicas dañinas.

Para realizar los germinados lo primero que tenemos que tener en cuenta es la higiene adecuadas en todo el proceso, pues las condiciones de elevada humedad hacen que el ambiente sea propicio para bacterias. Las bacterias más comúnmente asociados son la Escherichia coli y la Salmonella.

Pasos para realizar el germinados:

– Materiales: Germinadora o recipiente de cristal y semillas o granos para germinar de tu elección.

Germinados usando germinadora.

1- Coloca unos 10 gramos o una cucharada de semillas o granos en un recipiente con agua potable, el tiempo de remojo dependerá del tipo de semilla o grano (consultar de acuerdo al germinado que vaya a hacer). Si se remoja por más de 12 horas, es necesario cambiar el agua al menos 2 veces en el día.

3- Escurra las semillas durante un minuto.

4- Coloca las semillas de brotes o granos, en la rejilla de la germinadora, extiéndelas bien, sin que haya semillas encima de otras.

5- Llena de agua hasta la línea que te marca la germinadora. Colóquela en un lugar de su casa con luz indirecta y deje que escurra. Cualquier rincón de tu cocina es adecuado.

6- Mantenga  siempre el nivel de agua, lo ideal es cambiar el agua una vez al día.

Sino posee una germinadora:

– Las semillas remojadas y enjuagadas se colocan en el frasco de cristal, tapado con una malla de nylon o de algodón muy fino. Se coloca el frasco boca abajo a 45° para que drene el agua, permitiendo que las semillas permanezcan húmedas, pero no en contacto con el agua.

– Es mejor que no haya mucha luz al principio, para acompañar el proceso de iniciación del germinado, para lo cual, si es necesario, puede taparse el frasco con una toallita.

– Se coloca debajo del frasco un recipiente para recibir el agua.

– Los brotes que contienen mucha clorofila, como los de alfalfa y trébol, necesitan una suave luz solar indirecta (detrás de un vidrio). Nunca deben exponerse directamente a la luz del sol. 

– Enjuagar los brotes 2 ó 3 veces por día, colocando el tarro bajo el chorro de agua purificada   y retirando luego toda el agua a través de la malla. Esto remueve los desperdicios.

– Vuelve a colocarlo boca abajo.

Después de unos 7 a 10 días ya podrás cosechar tus brotes, consérvalos luego en el frigorífico durante una semana.

Cosechar es cuando se recolectan los brotes maduros, se remueven y desechan las cáscaras, lo cual dará mejor sabor, además de aumentar su durabilidad. Si se usan para hacer jugos, no es necesario quitar las cáscaras. En el caso de las semillas de girasol, hay que quitar las cáscaras antes de ponerlas a germinar.

Para desechar las cascarillas, hay que meterlos en una gran olla con agua fría hasta la mitad. Retirar luego los que floten, separándolos hacia un costado con una mano y sosteniendo los brotes con la otra. Los desechos se retiran con la mano o con alguna espumadera de madera o plástico. Los granos no requieren quitar su cáscara. Las semillas de sésamo se cosechan al segundo día, apenas con un inicio de brote, pues luego adquieren un sabor muy amargo.

 8- Una vez cosechado los germinados, se guardan en la heladera en un contenedor bien cerrado, no deben guardarse en bolsas de nylon.

– Duran hasta 3 o 4 días, dependiendo del clima y el tipo de brote.

Mejoramos sin dañar

Página oficial: https://www.artricenter.com.mx/

Youtube: https://www.youtube.com/c/ArtricenterMéxico

Facebook: https://www.facebook.com/Artricenter/

Twitter: https://twitter.com/Artricenter

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s