Artricenter: ¿Las espondiloartritis pueden incapacitar laboralmente?

Artricenter: ¿Las espondiloartritis pueden incapacitar laboralmente?

Las espondiloartritis son enfermedades crónicas, de larga evolución y de naturaleza inflamatoria. Este término de espondiloartritis procede de la palabra griega “Spondylos” = vértebra, “arthron” = articulación y “itis” = inflamación. Las espondiloartritis son un conjunto de enfermedades reumáticas que afectan el esqueleto, fundamentalmente la columna vertebral y las articulaciones sacroilíacas, aunque también pueden afectar otras articulaciones más alejadas de la columna como las caderas, rodillas y tobillos que son llamadas articulaciones periféricas; e incluso, en algunos pacientes se produce afectación de otros órganos o sistemas como la piel, aparato digestivo, aparato urinario, ojos y sistema cardiovascular.

El diagnóstico precoz es de vital importancia; es decir, se debe realizar el diagnóstico de la enfermedad lo antes posible desde la aparición de los primeros síntomas y con un tratamiento adecuado se evita que la enfermedad progrese a lo largo de los años. El perfil del paciente con espondiloartritis corresponde a un joven, habitualmente menor de 45 años, masculino, que es la edad de plenitud laboral, por lo que este grupo de enfermedades suelen ser incapacitantes.

La mayor parte de las personas con espondiloartritis y afectación de la columna, pueden realizar sus actividades laborales de una manera normal, eficaz y productiva. Es aconsejable, en algunos casos en fases de mayor actividad de la enfermedad con presencia de dolor persistente y que dificulte el descanso nocturno, un período de baja laboral pero en otros casos esta enfermedad limita las actividades cotidianas como hacer deporte, limpiar o incluso trabajar, lo que genera pérdidas en la productividad laboral. Estudios en España han determinado un costo de casi 4.000 euros por enfermo anual, que sumado a los costes sanitarios, se eleva a 11.000 euros al año por cada paciente.

La mayoría de las personas pueden continuar una vida productiva y un horario de trabajo activo, ya sea que trabaje dentro o fuera de la casa.

Las siguientes sugerencias le pueden servir para mejorar su calidad de vida y el pronóstico de su enfermedad:

-Los trabajos ideales para las personas afectas son aquellos que permiten una amplia variedad de movimientos (andar, sentarse, estar de pie) sin realizar actividades de sobrecarga.

– Si su actividad consiste en actividades sedentarias, como trabajos de oficina o administrativos, es conveniente levantarse y pasear cada cierto tiempo.

– No se siente con el cuerpo inclinado hacia delante sin apoyo lumbar.

– Evite en lo posible sentarse en sillones o sillas muy bajos y en todo caso, ayúdese de las manos para incorporarse.

– Si ha de llevar peso, manténgalo lo más cerca del cuerpo posible. Si ha de arrastrar un objeto (ejemplo: un carrito de la compra), empuje en dirección frontal, no hale del mismo.

– Para conducir durante largos períodos es recomendable que se realicen paradas cada cierto tiempo para realizar ejercicios de estiramiento de piernas, brazos y columna.

– No son recomendables trabajos de carga y descarga, que sometan a un sobreesfuerzo mecánico intenso a las distintas estructuras de la columna vertebral.

– Evite levantar objetos pesados, encorvarse y permanecer en posiciones flexionadas, apretadas o estrechas.

– De ser posible, ajuste la altura de su área de trabajo para que evite el encorvarse o doblarse.

– Cambie frecuentemente de posición y muévase al menos cada hora. Algunas personas encuentran beneficioso alternar entre pararse y sentarse.

– Use una almohadilla si tiene dolor al sentarse.

– Distribuya sus actividades durante el día para que le permita funcionar tanto como le sea posible.

– Si su trabajo actual le obliga a encorvarse o le causa tensión excesiva en la espalda, debería considerar un cambio de empleo.

Si por su trabajo necesita conducir, ajuste la distancia entre el asiento y el volante, para que con la espalda apoyada, los brazos queden suficientemente relajados con los codos en ligera flexión y las rodillas algo más altas que las caderas.

– Si tiene limitación para extender la columna cervical, puede tener dificultad en la marcha atrás o retroceso y estacionarse. Utilice espejos retrovisores amplios o añada los que sean precisos. No conduzca largas distancias sin parar y salga del coche para estirar los músculos de la espalda.

Mejoramos sin dañar

Página oficial: https://www.artricenter.com.mx/

Youtube: https://www.youtube.com/c/ArtricenterMéxico

Facebook: https://www.facebook.com/Artricenter/

Twitter: https://twitter.com/Artricenter

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s