10 CAUSAS DE LA FATIGA EN LA ARTRITIS REUMATOIDE

Todos nos hemos sentido cansados alguna vez en nuestras vidas; sin embargo, el cansancio que experimentan las personas con Artritis Reumatoide suele ser muy diferente al cansancio “convencional”.

Una persona sana puede sentirse agotada después de un día de arduo trabajo, pero se recupera descansando o durmiendo. Una persona con Artritis Reumatoide se puede sentir exhausto día tras día aún sin haber realizado ningún esfuerzo, y no importa cuánto logre dormir o descansar, pues su fatiga no se va.

La Artritis Reumatoide puede presentar periodos de agotamiento total, que aparecen de forma imprevista y se vuelven una complicación para la realización de las tareas diarias.

Uno de los principales problemas de la fatiga es que es un síntoma invisible, pues no hay una prueba contundente que demuestre que está presente; es por esto que los familiares o amigos de la persona que la padece, no pueden comprender ni darse una idea de cómo es que se siente, a menos que la persona lo exprese.

fatigaartritis

¿CÓMO SE SIENTE LA FATIGA EN LA ARTRITIS REUMATOIDE?

Algunas personas lo describen como un cansancio donde el cuerpo no obedece al cerebro, pues se quieren mover, pero sienten que llevan piedras pesadas en los pies y en los brazos; y cualquier movimiento mínimo, como peinarse o bañarse, puede resultar enormemente complicado.

El cansancio de la Artritis Reumatoide también es comparado con la sensación que tenemos cuando nos ha azotado una fuerte gripe o a cómo nos sentimos después de haber hecho ejercicio muy extenuante; las personas con esta fatiga pueden incluso llegar a sentir que les falta el aliento.

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DE LA FATIGA EN LA ARTRITIS REUMATOIDE?

Existen muchas razones por las que una persona con Artritis Reumatoide puede sentirse agotada, por ejemplo:

  1. La enfermedad se encuentra activa. Podemos saber que la enfermedad está activa cuando presentamos inflamación en las articulaciones. Los tejidos inflamados contienen unas sustancias llamadas citoquinas, las cuáles son similares a las sustancias químicas liberadas en las enfermedades virales como el resfriado y la gripe, y causan fatiga extrema.
  2. Alteraciones del sueño. El dolor, el estrés y la ansiedad pueden interrumpir el sueño por la noche, lo que, a su vez, conduce a la fatiga. A pesar de ello, muchas personas han expresado que se sienten cansadas aún tras haber dormido toda la noche.
  3. Dolor. Sentir dolor durante todo el día puede ser extremadamente agotador. Una persona con Artritis Reumatoide experimenta constantes crisis de dolor, lo que le hace difícil moverse e incluso pensar. El cansancio ocasionado por el dolor afecta el estado físico y mental de la persona.
  4. Anemia. La anemia es también una causa común de la fatiga. Las personas con Artritis Reumatoide son más susceptibles a padecerla, de hecho, se calcula que 8 de cada 10 personas con Artritis Reumatoide son anémicas. La anemia es una afección donde el cuerpo carece de glóbulos rojos sanos, que son los que suministran el oxígeno a los tejidos del cuerpo.
  5. Exageración en las actividades cotidianas. Una persona con Artritis Reumatoide debe aprender a administrar su energía; hay ocasiones en que sobre exige a su cuerpo más allá de lo que puede o debe dar, y al día siguiente la fatiga (al igual que dolor y rigidez) es tal, que no se puede ni levantar de la cama.
  6. Disminución de la actividad. Muchas personas con Artritis Reumatoide comienzan a evitar el movimiento por la rigidez y dolor articular. El resultado de esta inactividad conlleva a la pérdida de masa muscular, lo que significa un mayor esfuerzo para realizar sus. El ejercicio es fundamental para mantener unos músculos fuertes que den soporte a las articulaciones afectadas y faciliten la realización de las actividades diarias.
  7. Depresión. La depresión provoca fatiga y, a su vez, la fatiga provoca depresión. Una persona puede fatigarse debido a cómo se siente emocionalmente. Los sentimientos de depresión, preocupación y tristeza pueden agotar la energía.
  8. Causas ambientales. Las condiciones ambientales como las temperaturas extremas, muebles incómodos, el tránsito pesado, una ventilación pobre, puede provocar que la fatiga, tanto física como mental, se intensifique en las personas con Artritis Reumatoide.
  9. Estrés y ansiedad. La reacción natural de nuestro cuerpo ante el estrés, es la liberación de adrenalina, cuya función es preparar al cuerpo para hacer frente a una crisis. Cuando se libera adrenalina, los músculos, el corazón y los pulmones trabajan duramente y la mente se mantiene en alerta. Esta situación suele causar cansancio físico y mental.
  10. Medicamentos. Ciertos medicamentos utilizados para la Artritis Reumatoide pueden empeorar la fatiga. Los analgésicos pueden causar somnolencia en interferir en la concentración; los medicamentos anti inflamatorios también pueden interferir con la atención y provocar mareos. Por eso la mejor opción es buscar medicamentos que no provoquen efectos secundarios (como los fitomedicamentos).
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s