La música disminuye el dolor

 

También te puede interesar…

El amor aquieta los dolores del alma… ¡Pero también los del cuerpo!

Beneficios de la Risa en las Enfermedades Reumáticas

Cómo lidiar con el estrés en las Enfermedades Reumáticas

 

Artricenter, mejoramos sin dañar

Anuncios

¿Cómo enfrentar al dolor? ¿catastrofismo o aceptación?

¿Es posible que nuestros pensamientos influyan en nuestro estado físico? La respuesta es sí.

En personas con dolor crónico (presente en enfermedades reumáticas como la artritis reumatoide y la fibromialgia) pueden existir dos actitudes contrarias: el catastrofismo y la aceptación.

Las personas con percepción catastrofista suelen tener una visión muy negativa respecto a su dolor: no puede dejar de pensar en él, sienten que son incapaces de controlarlo y exageran las propiedades amenazantes de los estímulos que les provocan dolor.

Diversos estudios han demostrado que el catastrofismo influye mucho en las reacciones físicas del cuerpo ante el dolor:

  • Provoca una mayor intensidad y debilidad al dolor.
  • Genera una disminución de la realización de las actividades diarias.
  • Influye en la incapacidad laboral.
  • Incrementa la depresión.
  • Induce a que los tratamientos farmacológicos tengan menos adherencia.
  • Hace que haya una predisposición para que el dolor no crónico se vuelva en crónico.
  • En personas sanas con puntuaciones altas de catastrofismo, es más probable que en un futuro sufran de dolor crónico.

Ante esta actitud existe un remedio: la aceptación.

 La aceptación al dolor es una actitud donde se aprende a tener una vida digna a pesar de él.

La aceptación no es rendirse o resignarse. Es aceptar lo que no se puede cambiar. Implica tener experiencias dolorosas sin que eso influya en nuestra conducta ni en la realización de nuestras metas en la vida.

Una persona con una perspectiva de aceptación sigue realizando las actividades que le son agradables y necesarias (dentro de sus posibilidades), a pesar de tener dolor. No se ve a sí misma como una víctima.

¿Pero qué beneficio tiene que cambie mi actitud a la aceptación?

 Muchos.

Está comprobado que las personas con mayor aceptación del dolor refieren menos dolor, ansiedad y depresión, tienen menos discapacidad, mayor nivel de actividad y un mejor estatus laboral.

Debemos saber que el nivel de aceptación no está en función del dolor, es decir, una persona no presenta más aceptación por tener menos dolor.

 La aceptación contribuye a reducir significativamente el catastrofismo y a obtener resultados positivos en el dolor crónico y en la depresión. Además persona con aceptación tiene más estrategias activas de afrontamiento (distracción, relajación, ejercicio, etcétera), por lo tanto se encuentra más saludable.

El sufrimiento es una parte inseparable de nuestras vidas. Estemos enfermos o no. Aceptar que es normal sufrir por ciertos acontecimientos en la vida es lo más sano y nos permite actuar en nuestro propio beneficio.

¿Y tú, cómo afrontas tu dolor?

 

También te puede interesar…

Cómo lidiar con el estrés en las Enfermedades Reumáticas

10 Cosas que debes dejar de hacerte cuando tienes Fibromialgia

Los 7 pecados capitales de las Enfermedades Reumáticas

 

Artricenter, mejoramos sin dañar

¡Felicidades a todos los médicos en su día!

Artricenter, mejoramos sin dañar

12 de octubre: Día mundial de la Artritis Reumatoide

 

También te puede interesar…

11 Cosas que debes hacer para vivir bien con Artritis Reumatoide

¿Qué es la Artritis Reumatoide?

Síntomas de la Artritis Reumatoide

Artricenter, mejoramos sin dañar

Beneficios de la risa en las enfermedades reumáticas

¿Alguna vez escuchaste que la risa es la mejor medicina? Bueno pues aunque no lo creas, esto es tan cierto que la misma ciencia médica lo respalda. La risa causa múltiples cambios fisiológicos que pueden beneficiar a las personas con enfermedades reumáticas como la artritis reumatoide, fibromialgia y espondilitis anquilosante.

Aquí te mostramos los principales beneficios de la risa:

  • Mejora el estado de ánimo a través de la liberación de endorfinas (analgésicos naturales), que a la vez contribuyen a aliviar el dolor.
  • Reduce el estrés, pues disminuye  los niveles de cortisol, la “hormona del estrés”.
  • Cambia los niveles de citocinas pro-inflamatorias y anti-inflamatorias en pacientes con artritis reumatoide
  • Mejora la inmunidad pues aumenta la actividad de las células T. En enfermedades reumáticas, que también son autoinmunes, como la artritis reumatoide, puede ser bastante benéfico
  • Hace que haya menos factores de riesgo para padecer enfermedades del corazón.
  • Causa cambios químicos en el cerebro y el cuerpo, que son similares a los del ejercicio.
  • Incita la circulación sanguínea.
  • Reduce la tensión.
  • Ayuda a combatir la depresión y el insomnio.
  • Facilita la digestión.
  • Mejora la oxigenación del cuerpo.
  • Relaja los músculos tensos.
  •  Es eficaz para eliminar los pensamientos y emociones negativas; nos da una actitud más positiva ante la vida.

¿Te convencimos? Si no es así, te recomendamos leer el caso de Norman Coussins, un hombre que tenía una enfermedad reumática y mejoró gracias a los beneficios de la risa.

Piensa que somos el único ser vivo capaz de reír. La vida nos regaló ese don sólo a nosotros, lo mejor de todo es que no necesitas receta médica y es gratis ¡Comienza a aprovecharlo!

Busca realizar a diario alguna actividad que te haga reír y que consideres tu cuerpo será capaz de soportar, pues en personas con fibriomialgia, por ejemplo, una risa exacerbada y prolongada podría llegar a causar una fatiga más profunda.

Podrías quizás adquirir el hábito de ver un programa de televisión muy divertido o videos graciosos en Youtube, quizás te beneficiaría contactar a ese amigo que te hace reír tanto o comprar ese libro de chistes. Sólo tú sabes qué es lo que más te gusta hacer ¡Ríe de lo que quieras, pero RÍE! Un pequeño cambio puede hacer una gran diferencia.

Cuéntanos tu experiencia ¿con qué frecuencia ríes en un día? ¿te has sentido mejor después de haber reído? ¿qué haces para reír?

 

También te puede interesar…

El amor aquieta los dolores del alma… ¡Pero también los del cuerpo!

La música disminuye el dolor

Cómo lidiar con el estrés en las Enfermedades Reumáticas

Artricenter, mejoramos sin dañar