Pierre-Auguste Renoir, su perseverancia y su Artrítis Reumatoide.

“De tiempo en tiempo uno debe intentar cosas más allá de la propia capacidad.”

“El dolor pasa, la belleza permanece”

—Pierre-Auguste Renoir

Renoir Moulin Galette

Le Bal au Moulin de la Galette

Pierre-Auguste Renoir (1841-1919) fue uno de los pintores impresionistas franceses más prolíficos. Durante su carrera artística de casi 60 años se dice que pintó más de 6000 cuadros. Algunas de sus pinturas más conocidas incluyen: Le Bal au Moulin de la Galette (mostrada arriba) y Almuerzo de los remeros (ver aquí).

Cuando Renoir pasó de los 50 años, sufrió su primer ataque severo de artrítis reumatoide. En pocos años, sus manos y pies fueron dañados tanto por la artrítis reumatoide que él tuvo que usar una silla de ruedas para moverse. Las manos de Renoir llegaron a estar bastante deformadas – tanto que para continuar pintando, se ataba las brochas a sus manos.

Renoir Moulin Galette

Renoir Moulin Galette en silla de ruedas.

Renoir continuó pintando a pesar del impacto de su artrítis reumatoide. Los lienzos para pintar eran enrollados como alfombras frente a su silla de ruedas para que pudiera pintar en tramos cortos. Para pintar, Renoir realizaba trazos cortos en amplitud y tiempo – completando eventualmente la obra de arte. Renoir alguna vez dijo a un proveedor de materiales de pintura que lo vio pintando: “¿Sabes?, ¡Para pintar no necesitas la mano!”1

Portrait of Renoir by Marie-Félix Hippolyte-Lucas

Retrato de Renoir, por Marie-Félix Hippolyte-Lucas


Durante el Congreso Europeo de Reumatología de 1995 en Amsterdam, el nieto de Renoir reveló varios aspectos de la vida del artista con artrítis reumatoide y fotografías.

Desde ahora será difícil ver otra pintura de Renoir de la misma forma.

Sitio oficial galería.

 

Artricenter, mejoramos sin dañar

Anuncios